PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Ashwagandha, el revitalizante indio
Imprescindible en la tradición ayurveda, la ashwagandha o withania es una planta considerada un efectivo tónico y revitalizante, para reducir el estrés, la debilidad y la anemia. Descubre sus múltiples propiedades.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Propiedades y beneficios de la ashwagandha para la salud

Personas disfrutando de los beneficios para la salud de una infusión de ashwagandha

La ashwagandha es muy utilizada para reducir el estrés.

La ashwagandha es una planta de la tradición india, también conocida como withania, que puede suponer una ayuda natural a una amplia variedad de personas afectadas por problemas emocionales, psicológicos, metabólicos y fisiológicos, a causa de su notable versatilidad terapéutica, en su doble función sedante y vigorizante.

Como podrás comprobar, los beneficios de la ashwagandha para la salud son numerosos, por lo que los expertos nos la recomiendan para los siguientes casos, pero antes de decidirte a usarla, consulta siempre con un especialista:

  • Se considera un remedio adaptógeno, un término relativamente reciente que define la capacidad que brinda una sustancia para ayudarnos a afrontar a una situación adversa o cambiante, y que permite sobrellevarla en mejores condiciones. La withania se ha demostrado eficaz para disminuir el exceso de estrés, una afección psicoemocional que puede derivar en otros trastornos si no se tiene bajo control.
  • La ashwagandha facilita el sueño y te ayuda a mitigar el insomnio. Experimentos con ratones han demostrado la acción de los withanólidos y el trietileneglycol para asentar la fase REM del sueño, en la que se desarrolla el sueño más profundo y reparador.
  • Por su naturaleza de planta revitalizante, el también conocido como orovale se ha destinado a tratar estados depresivos y ansiosos leves y puntuales.
  • Se destina asimismo al tratamiento del déficit de atención por hiperactividad nerviosa, aunque su eficacia no está probada científicamente.
  • En la India la ashwagandha se usa para despejar la mente y para favorecer la relajación mental.
  • Es un destacado revitalizante, destinado sobre todo a personas de edad avanzada, para frenar la pérdida de ánimos y de vitalidad, y para combatir la astenia.
  • La whitania se destina también a combatir la fatiga nerviosa, la debilidad y los estados anémicos por falta de hierro. Tratamientos con ashwagandha pueden elevar de manera significativa los niveles de hemoglobina y eritrocitos (hematíes) en personas anémicas y convalecientes de una enfermedad.
  • Se ha valorado su uso para atenuar los efectos secundarios de la toma de medicamentos antipsicóticos empleados en el tratamiento de las esquizofrenias, al mitigar el posible aumento de los niveles de lípidos y azúcares que estos pudieran generar.
  • Se le atribuye un efecto estimulante de la glándula tiroides; favorece la producción de hormonas tiroideas, y se ha ensayado para el tratamiento del hipotiroidismo, pero faltan estudios concluyentes al respecto.
  • Por su acción antiinflamatoria y analgésica, el orovale se ha demostrado eficaz para aliviar el dolor reumático y reducir el proceso inflamatorio en artritis reumatoides y en estados artrósicos incipientes.
  • En la India la ashwagandha se destina también a bajar la tensión sanguínea en pacientes con tensión alta y moderadamente alta, y para disminuir también las tasas de colesterol LDL.
  • Se le ha atribuido asimismo un cierto efecto inmunomodulador, que favorecería el aumento de leucocitos o glóbulos blancos y fortalecería al organismo frente a la eventualidad de una infección o agresión patógena.
  • Los extractos de ashwagandha se han ensayado, todavía de forma experimental, para afrontar determinados efectos secundarios de la radioterapia. Se ha probado que podría reducir la mielosupresión, una afección de la médula ósea que provoca una disminución de glóbulos blancos, glóbulos rojos y de plaquetas.
  • Estudios recientes, de los que se ha hecho eco la Sociedad Española de Fitoterapia, dan fe de la eficacia de los extractos etanólicos de la raíz de withania para prevenir la pérdida ósea en experimentos con ratones. Este tratamiento, aplicado a humanos, podría aumentar la resistencia ósea a las fracturas, convirtiendo a los extractos de withania en un apoyo interesante para las personas de edad avanzada y fragilidad ósea.
  • Extractos de withanólidos, en especial de la withaferina A, se han empleado en ensayos clínicos para probar un posible efecto inhibidor del crecimiento de células tumorales en algunos tipos de cáncer, como el de mama y colon, pero no hemos hallado información concluyente al respecto.
  • Cuenta Font de Quer en su excelente ‘Dioscórides renovado’, que el fruto provoca violentamente la orina y que, tomado en número de doce, se recomendaba para atacar la hidropesía (retención de líquido en tejidos internos).
  • En la misma fuente nos recuerda que los frutos se habían usado en decocción para aliviar el dolor de muelas y dientes, como un narcótico infalible.
  • En la medicina ayurveda, la ashwagandha se ha destinado asimismo a mejorar la respuesta sexual y a favorecer la fertilidad.

Actualizado: 28 de Marzo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD