PUBLICIDAD

Chantaje emocional: cómo evitarlo
El chantaje emocional es una forma de violencia psicológica que provoca en la víctima sentimientos de culpa y miedo, y una actitud de sumisión. Aprende a identificar a un chantajista emocional y cómo evitar que te manipule.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Perfil del chantajista emocional: cómo identificarlo

Actualizado: 25 de octubre de 2019

Detectar al chantajista emocional es fundamental para que puedas hacer frente a este maltratador psicológico. Solo así comprenderás que el problema no eres tú, ni los sentimientos que estás experimentando. Lo normal, muy probablemente, es cómo te sientes tú ante esta situación, mientras que lo anormal es lo que esa persona sin recursos para saber relacionarse adecuadamente contigo, está haciendo. Te damos algunas pistas para identificar si estás sufriendo un chantaje emocional y reconocer en alguien cercano a ti el perfil de estos manipuladores emocionales:

  • Egoistas

    Van de buenos, pero son sumamente egoístas y egocéntricos.

  • Persona con baja energía

    Muy frecuentemente son personas envidiosas (a pesar de que presumen en alto de no tener envidia) que buscan reducir a su víctima frente a él. Son individuos que en lugar de disfrutar de las ventajas de tener al lado a una persona valiosa, la intentan aniquilar hasta dejarla sin energía para que, de esta manera, ellos puedan sentirse superiores.

  • Inseguros afectivamente

    Aunque no lo demuestran, se sienten inseguros afectivamente; por ello, sus estrategias buscan que, bajo la concesión de sus demandas, la víctima demuestre una y otra vez su amor o cariño hacia él o ella.

  • Carecen de empatía

    Carecen de empatía; su egocentrismo no les permite ponerse en el lugar de otro o conectar con el sufrimiento de este, a pesar de que con su cara angelical hagan creer que sí lo hacen.

  • Distancia

    Carecen de asertividad y otras habilidades sociales para poder expresar sus opiniones y deseos. Por ello, lo hacen de una forma agresivo-pasiva (no te grito, pero me distancio de ti si no haces lo que quiero).

El chantajista emocional puede manifestar el chantaje en alguna de estas formas:

  1. Perfil castigador: expresan las consecuencias negativas que tendrá el hecho de que no hagan lo que ellos quieren. Por ejemplo, si es tu pareja podría decirte: “si no accedes a tener relaciones sexuales, no te acompañaré al cumpleaños de tus amigas”; y si son tus padres: “estamos molestos contigo porque pasas más tiempo con otras personas que con nosotros”.
  2. Perfil autocastigador. Por ejemplo (tu madre): “me siento deprimida porque como no me traes a mis nietos todos los fines de semana, me quedo sola”.
  3. Perfil sufridor. Por ejemplo: “vaya, no he querido irme a cenar pensando que te gustaría pasar la tarde entera conmigo, y ahora vas y decides ir a la cena de despedida de tu compañera de trabajo”; “te había preparado estos tupper con comida que yo no me había comido por ti, y ahora que no te los llevas se va a poner mala”).
  4. Perfil tantalizador. Por ejemplo: “si pasaras más tiempo con nosotros en lugar de con tu pareja, podríamos ayudarte en la compra de la casa que te gusta”.

En algunos casos, el chantaje emocional aparece comprendido en la sintomatología de cuadros psiquiátricos como el trastorno narcisista de la personalidad, los delirios paranoides o personalidad paranoide, en los trastornos límites de personalidad y en la psicopatía.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD