PUBLICIDAD

Los dentríficos con nanopartículas ayudan a evitar las caries

Añadir nanopartículas de ferumoxitol a las pastas de dientes o a los enjuagues bucales podría ayudar a destruir la placa bacteriana y a evitar la aparición de caries, sin dañar el resto de tejidos orales.
Escrito por: Natalia Castejón

03/08/2018

Mujer con dentífrico sobre el cepillo

Mantener una buena higiene bucodental es clave para evitar problemas como las caries. Ahora, un nuevo estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) ha descubierto que si se añaden nanopartículas de ferumoxitol a las pastas de dientes o a los enjuagues bucales se puede eliminar cualquier rastro de placa dental, y conseguir así estar totalmente protegidos ante las caries.

El estudio que lo corrobora, publicado en la revista Nature Communications, utilizó la nanopartícula ferumoxitol en las pruebas realizadas en una biopelícula experimental, y en un modelo animal que emula el estado de la boca de los niños con caries. Este material contiene hierro y está aprobado por la Agencia Americana del Medicamento (FDA) para el tratamiento de la anemia.

El ferumoxitol actúa de manera selectiva, destruyendo la placa y los microorganismos patógenos sin dañar la microbiota y los tejidos orales

Al parecer, estas nanopartículas son capaces de destruir la placa dental –que es altamente ácida– mediante un mecanismo de antibiolmación que se activa por el pH. Concretamente, y según explican en el trabajo, el ferumoxitol actúa como una peroxidasa, que activa el peróxido de hidrógeno –un conocido antiséptico– que acaba con la placa sin dañar el pH fisiológico.

Las nanopartículas evitan el daño en la superficie mineral del diente

Los investigadores realizaron pruebas en un material muy parecido al esmalte dental, para conocer si tenía algún efecto adverso sobre las piezas, y además usaron muestras de placa de personas que tenían algún tipo de caries, para poder así simular mejor las biopelículas patógenas. Los resultados fueron notables, ya que se evitó la aparición de caries y la destrucción de la superficie mineral del diente.

Hay que destacar, según explican los autores, que estas nanopartículas actúan de manera selectiva, por lo que solo interfieren acabando con los microorganismos patógenos, y la microbiota oral y los tejidos se mantienen intactos, por lo que puede ser un tratamiento prometedor en el caso de que las pruebas en dientes humanos resulten exitosas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD