Beber zumos en la infancia ayuda a tomar más fruta en la adolescencia

Los niños que toman zumos 100% de fruta durante la primera infancia y la etapa preescolar tienen una mayor ingesta de fruta entera y una mejor calidad de la dieta durante toda la niñez y la adolescencia, según un estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

10/06/2020

Beber zumos durante la infancia ayuda a mejorar la dieta en la adolescencia

Existe una gran controversia acerca de si es saludable o no dar zumos de frutas a los niños, especialmente si se opta por los envasados. Aunque algunos estudios han demostrado que estos zumos en brik tienen grandes cantidades de azúcar y la Asociación Americana de Pediatría ha recomendado a los padres no dar estas bebidas a menores de un año, incluso si son naturales y caseros, la Universidad de Boston (EE.UU.) ha llevado a cabo un estudio en el que ha encontrado una asociación entre tomar jugos 100% fruta durante la niñez y una mayor ingesta de frutas y una mejor calidad de la dieta durante la adolescencia.

La investigación, que se ha publicado en la revista BMC Nutrition, ha encontrado beneficios en la ingesta de estos zumos naturales durante la primera infancia y la etapa preescolar, y sin que afecte negativamente al peso de los niños, ha explicado Lynn L. Moore, principal autora del estudio.

Los niños que tomaban más cantidad de zumos 100% fruta tenían casi cuatro veces más probabilidades de cumplir con las recomendaciones de consumo de frutas

En el estudio se analizaron los datos de 100 niños que participaron en el Framingham Children's Study –con edades entre 3 y 6 años–. Los resultados mostraron que aquellos que tomaron 1,5 tazas de jugo de fruta 100% al día durante la etapa preescolar, tuvieron dietas más saludables que los que tomaron media taza a las mismas edades, y consumieron más fruta entera tanto durante la infancia como entre los 14 y los 17 años. La investigación realizó un seguimiento a los menores durante un periodo superior a 10 años para poder comprobar los efectos a largo plazo de la ingesta de estas bebidas.

Otro de sus hallazgos indicó que los niños que tomaron más zumo 100% fruta tenían casi cuatro veces más probabilidades de cumplir con las recomendaciones de ingesta de fruta diaria en la adolescencia de las Dietary Guideline for Americans (que ofrecen pautas para una alimentación saludable) que aquellos que tomaban las cantidades más bajas de jugos. Además, el consumo de estas bebidas no se asoció a un cambio en el índice de masa corporal (IMC) de los niños durante la infancia y la adolescencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD