Dieta alta en pescado graso y baja en aceite vegetal mejora la migraña

Las personas con una dieta rica en pescado con grasa saludable tienen menos ataques de migraña que los que toman más grasas y aceites vegetales, un descubrimiento que podría ayudar a tratar estos dolores de cabeza.
Escrito por: Natalia Castejón

02/07/2021

Plato de aguacate con salmón graso

Una dieta rica en pescado graso ayudó a las personas que padecen migrañas frecuentes a reducir la cantidad mensual de dolores de cabeza y la intensidad del dolor, en comparación con los participantes que siguieron una dieta más rica en grasas y aceites vegetales. Este ha sido el hallazgo de un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA) y el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA), parte de los Institutos Nacionales de Salud; y la Universidad de Carolina del Norte (UNC) en Chapel Hill,

El estudio, publicado en The BMJ, incluyó a 182 adultos con migrañas frecuentes que participaron en el estudio durante 16 semanas. Los individuos fueron asignados al azar a uno de tres planes de dieta saludable. Todos los participantes recibieron kits de comida que incluían pescado, verduras, hummus, ensaladas y productos para el desayuno.

Un grupo recibió comidas que tenían altos niveles de pescado graso o aceites de pescado graso y ácido linoleico bajo. Un segundo grupo recibió comidas con altos niveles de pescado graso y más ácido linoleico. El tercer grupo recibió comidas con alto contenido de ácido linoleico y niveles más bajos de pescado graso para imitar la ingesta promedio de EE. UU.

Hasta un 40% menos de dolores de cabeza con esta dieta

Los participantes contabilizaron la cantidad de días, la duración y la intensidad de la migraña, junto con cómo sus dolores de cabeza afectaron su capacidad para funcionar en el trabajo, la escuela y en su vida social, y con qué frecuencia necesitaban tomar analgésicos. Cuando comenzó el estudio, los participantes tenían un promedio de más de 16 días de dolor de cabeza por mes, más de cinco horas de dolor de migraña por día y tenían puntajes iniciales que mostraban un impacto severo en la calidad de vida a pesar de usar múltiples medicamentos para paliar los dolores.

La dieta más baja en aceite vegetal y más alta en pescado graso produjo entre un 30% y un 40% de reducción en el total de horas de dolor de cabeza por día, horas de dolor de cabeza intenso por día y días de dolor de cabeza en general por mes en comparación con el grupo de control. Las muestras de sangre de este grupo de participantes también tenían niveles más bajos de lípidos relacionados con el dolor.

A pesar de la reducción en la frecuencia y el dolor de los dolores de cabeza, estos mismos participantes informaron solo de mejoras menores en la calidad de vida general relacionada con la migraña en comparación con otros grupos del estudio.

Más de 4 millones de personas en el mundo con migraña

La migraña es una enfermedad neurológica que se encuentra entre las causas más comunes de dolor crónico, pérdida de tiempo de trabajo y disminución de la calidad de vida. Más de 4 millones de personas en todo el mundo padecen migraña crónica –al menos 15 días de migraña al mes–, especialmente mujeres entre 18 y 44 años. Los medicamentos actuales para la migraña generalmente ofrecen solo un alivio parcial y pueden tener efectos secundarios negativos que incluyen sedación y la posibilidad de dependencia o adicción.

Los cambios en la dieta tienen potencial para mejorar una condición de dolor crónico muy debilitante como la migraña sin las desventajas relacionadas de los medicamentos recetados con frecuencia

“Esta investigación encontró evidencia intrigante de que los cambios en la dieta tienen potencial para mejorar una condición de dolor crónico muy debilitante como la migraña sin las desventajas relacionadas de los medicamentos recetados con frecuencia”, dijo Luigi Ferrucci, director científico de NIA.

Los investigadores anotaron que estos hallazgos sirven como validación de que las intervenciones basadas en la dieta que aumentan las grasas omega-3 y reducen las fuentes de ácido linoleico son más prometedoras para ayudar a las personas con migrañas a reducir el número y el impacto de los días de dolor de cabeza que los suplementos a base de aceite de pescado, al tiempo que reducen la necesidad de analgésicos. Esperan continuar expandiendo este trabajo para estudiar los efectos de la dieta en otras condiciones de dolor crónico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD