PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
La dieta del verano
En cuanto el calor aprieta estamos más tiempo fuera de casa, nos apetecen alimentos fríos y no queremos pasarnos el día cocinando. Toma nota de nuestros consejos para comer sano estas vacaciones.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Ensaladas, tus aliadas para el verano

Ensalada veraniega

Ensalada veraniega

Las ensaladas son el punto fuerte de la dieta mediterránea, se adaptan a los gustos de cada uno, tienen un gran contenido en agua, muy necesaria para suplir la pérdida por el sudor en verano, y en nutrientes, pues aportan pocas calorías, sacian el hambre, hidratan nuestra piel y están riquísimas ¿qué más puedes pedir?

Ideales para todo el año, pero especialmente en esta calurosa estación, puedes tomarlas como plato único, te recomendamos que las elijas con algo de proteína -carne, pescado o huevo- y algún hidrato de carbono, por ejemplo, arroz, pasta o picatostes para que sea más completa. También puedes comerla antes o después del plato principal, o como acompañamiento del segundo plato.

También destaca la facilidad para transportar las ensaladas, lo que las convierte en una gran opción saludable para llevar a la piscina o a la playa, pues no necesitas calentarlas. En el supermercado encontrarás ensaladas ya preparadas, que incluyen bolsitas de aceite y vinagre para aliñarlas, pero si quieres hacértelas tú mismo también puedes comprar esas bolsitas individuales, un poco más caras pero muy útiles.

Otra buena manera de refrescarse comiendo sano son las ensaladas pero de pasta. Basta con cocer un poco de espirales o lacitos de pasta, dejarlos enfriar y añadir atún, maíz, zanahoria, huevo o lo que se te ocurra. Después aliña como si se tratase de una ensalada normal y a disfrutar de tu plato de pasta diferente.

Si te preocupa la curva de la felicidad, lo mejor es que vigiles los aliños, los más recomendados son los que se componen del trío por excelencia: el aceite de oliva, el vinagre o el limón, y la sal. También puedes hacer vinagretas caseras con diferentes tipos de vinagre, con frutas o con hierbas aromáticas. Cuidado con las salsas más calóricas y con las cantidades.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD