PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Embarazo

Aprueban el uso de Adalimumab (Humira) durante embarazo y lactancia

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia con enfermedades inflamatorias inmunomediadas como artritis reumatoide, espondilitis anquilosante o colitis ulcerosa, entre otras, podrán tomar el fármaco adalimumab.
Escrito por: Eva Salabert

18/07/2018

Mujer durante la lactancia

Adalimumab (Humira) es un fármaco que se emplea desde hace más de 15 años en el tratamiento de enfermedades inflamatorias de carácter autoinmune, como la artritis reumatoide o psoriásica, la espondilitis anquilosante, algunos tipos de uveítis, o patologías inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, entre otras.

Ahora, el Comité de Evaluación de medicamentos de uso humano de la EMA (CHMP) ha aprobado que se incluyan en la ficha técnica de este medicamento nuevos datos sobre su uso potencial por mujeres con este tipo de enfermedades que se encuentren embarazadas o amamantando a sus bebés, tras haberse comprobado su seguridad en más de 2.000 pacientes que se expusieron a adalimumab durante el embarazo.

Mantener inactivas estas enfermedades durante la gestación y la lactancia previene posibles complicaciones de salud en la madre y el bebé

Mantener inactivas estas enfermedades durante la gestación y la lactancia es la mejor forma de evitar que se produzcan complicaciones de salud, tanto en la madre como en el hijo, según explica Ana Echarri, responsable de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Servicio de digestivo en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol.

Compatibilizar el tratamiento con el embarazo

Se estima que solo en España hay más de 2,5 millones de personas que padecen alguna enfermedad inflamatoria inmunomediada, y la mayoría son adultos jóvenes. Además, estas patologías afectan más al sexo femenino, y las mujeres en edad fértil que desean quedarse embarazadas suelen tener dudas sobre las posibilidades de compatibilizar el tratamiento y, consecuentemente, el control de su enfermedad, con el embarazo. Por ello es tan importante disponer de tratamientos eficaces y seguros que se puedan utilizar durante esta etapa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD