COVID-19 podría afectar a los testículos, según un estudio en roedores

La infección con el SARS-CoV-2, virus que causa la enfermedad del COVID-19, podría afectar también a los testículos, reduciendo sus niveles de testosterona, según se ha descubierto en un estudio hecho en roedores.
Escrito por: Natalia Castejón

18/06/2021

COVID-19 podría afectar a los testículos

El SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19, parece que, además de infectar los pulmones, también tiene la capacidad de llegar a las células de los testículos, reduciendo sus niveles de testosterona, según ha revelado un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Texas (EE.UU.) con hámsteres infectados.

El estudio, que se ha publicado en la revista Microorganisms, podría ser la respuesta a por qué algunos hombres con COVID-19 han informado durante la enfermedad de síntomas como dolor testicular y una reducción de los niveles de testosterona, la hormona que producen y que es clave para la fertilidad y la salud de los hombres.

El SARS-CoV-2 se detectó en los testículos de todos los hámsteres infectados durante la primera semana, pero disminuyó con el paso del tiempo

Los investigadores quieren analizar cuáles podrían ser las consecuencias para la salud reproductiva, para la gravedad de la enfermedad y en la transmisión sexual, especialmente debido a la magnitud que está teniendo la pandemia a nivel mundial. Este grupo ha estudiado durante años la infección por el virus Zika en los testículos, esto los llevó a querer saber si el SARS-CoV-2 también podría tener los mismos efectos.

Primer paso para saber cómo afecta el COVID-19 a la salud reproductiva

El Dr. Shannan Rossi, autor principal del estudio, ha explicado que “estos hallazgos son el primer paso para comprender cómo el COVID-19 impacta el tracto genital masculino y potencialmente la salud reproductiva de los hombres. Tenemos mucho más por hacer antes de tener la imagen completa. En el futuro, investigaremos formas de mitigar este impacto, incluido el uso de antivirales, terapias con anticuerpos y vacunas”.

En la investigación se detectó el virus en los testículos de todos los hámsteres que habían sido infectados durante la primera semana, pero disminuyó con el paso del tiempo. Los autores creen que esto podría representar lo que ocurre en los hombres con este coronavirus de carácter leve a moderado. Uno de los motivos de que se haya elegido hámsteres para este trabajo es que desarrollan signos similares de enfermedad de COVID-19.

El plan de los autores es seguir estudiando este posible vínculo, pero teniendo en cuenta otras condiciones de modelado que están relacionadas con el COVID-19 grave, como puede ser la diabetes, la obesidad o las variantes preocupantes del SARS-CoV-2.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD