PUBLICIDAD

La dieta mediterránea favorece el éxito de la fecundación in vitro

Seguir la dieta mediterránea seis meses antes de someterse a un tratamiento de reproducción asistida aumenta las tasas de éxito de embarazo en mujeres que tienen menos de 35 años y no son obesas.
Escrito por: Natalia Castejón

07/02/2018

Mujer embarazada cogiendo una manzana del frigorífico

La alimentación también repercute en la calidad del semen del hombre.

Las mujeres menores de 35 años que basan su alimentación en los principios de la dieta mediterránea durante al menos los seis meses anteriores a realizarse un tratamiento de reproducción asistida, tienen hasta un 68% más posibilidades de tener éxito en el embarazo y dar a luz un bebé sano, según un estudio realizado por miembros de la Universidad Harokopio de Atenas, en Grecia.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista Human Reproduction, revelan que consumir frutas, verduras, granos integrales, pescado, legumbres y aceite de oliva de manera habitual predispone a conseguir un embarazo y un nacimiento sano en las mujeres que se someten a un tratamiento de fecundación in vitro.

Comer de manera habitual frutas, granos integrales, verduras, legumbres, aceite de oliva y pescado aumenta un 68% la probabilidad de éxito de la reproducción asistida

La importancia de la dieta en la fertilidad

Las pruebas del estudio se realizaron en 244 mujeres no obesas de entre 22 y 45 años, que se sometieron a su primer tratamiento de fecundación in vitro. Se les realizó un test sobre la ingesta de comida, llamado MedDiet y, en base a los resultados, fueron agrupadas en tres grupos. Las que menos se ajustaron a la dieta mediterránea tuvieron una tasa de éxito en el tratamiento menor con respecto a las que sí seguían este tipo de alimentación, 29% frente al 50%, y menos hijos nacidos con vida, 26,6% en comparación con el 48,8%.

De las 244 mujeres analizadas, 229 tuvieron como mínimo una transferencia de embrión al útero; 138 de ellas consiguieron una implantación correcta, 104 presentaron un embarazo confirmado por ultrasonido, y 99 lograron dar a luz a un bebé sano.

Nikos Yiannakouris subraya que todas aquellas que deseen someterse a algún tratamiento de reproducción asistida cuiden su dieta incluso antes de iniciarlo, al igual que deben hacerlo los hombres, pues la alimentación también repercute directamente en la calidad del semen.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD