PUBLICIDAD

Tomar comida rápida con frecuencia retrasa las opciones de embarazo

Abusar de la comida rápida y tomar poca fruta a diario son malos hábitos que se han asociado a una menor probabilidad de quedarse embarazada y a un proceso más largo hasta que se consigue la concepción.
Escrito por: Natalia Castejón

04/05/2018

Tomar comida rápida con frecuencia retrasa las opciones de embarazo

Tomar pocas frutas hace que se necesite medio mes más para quedarse embarazadas.

La comida rápida es un enemigo de la vida saludable, y ahora también parece serlo del embarazo. Un grupo de científicos del Instituto de Investigación Robinson de la Universidad de Adelaida (Australia) ha realizado un estudio que ha descubierto que las mujeres que optan en muchas ocasiones por el fast food y que toman pocas frutas tienen menos posibilidades de quedarse embarazadas, y necesitan más tiempo para que se produzca la concepción que aquellas que siguen una dieta saludable.

La investigación, publicada en la revista Human Reproduction, se realizó gracias a la participación de 5.598 mujeres de Australia, Reino Unido, Nueva Zelanda e Irlanda, que realizaron cuestionarios sobre su tipo de dieta –concretamente su consumo de verduras de hoja verde, fruta, pescado y comidas rápidas– y tuvieron un seguimiento en el proceso de quedarse embarazada. Del total, 340 fueron descartadas por estar sometiéndose a tratamientos de fertilidad.

Hasta un mes más para conseguir quedarse embarazada

En el resto se observó que las mujeres que tomaban menos de una a tres veces a la semana fruta durante un mes antes de la concepción necesitaron medio mes más para quedarse embarazadas que las que tomaban tres o mas veces frutas a la semana.

La tasa de infertilidad de las mujeres que tomaron poca fruta y de las que ingirieron mas de cuatro veces a la semana comida rápida aumentó del 8% al 12% y del 8% al 16% respectivamente

También encontraron que las que recurrían a la compra de comida rápida en establecimientos cuatro veces o más a la semana necesitaban un mes más para conseguir la gestación que las que nunca o casi nunca tomaban este tipo de comida preparada por lo general poco saludable.

Aquellas que tomaron poca fruta tuvieron un aumento de la tasa de infertilidad del 8% al 12%, y las que tomaban más de cuatro comidas rápidas a la semana –como pizzas, hamburguesas, patatas o pollo frito– del 8% al 16%.

Por todo ello, Jessica Grieger, una de las autoras del estudio, ha recomendado que las mujeres que tienen en mente quedarse embarazadas comiencen cuanto antes a comer de una manera saludable.

Otro de los hallazgos de los investigadores fue que comer verduras de hoja verde o pescado no afectó a la concepción. Sin embargo, explican que este estudio podría tener algunas limitaciones, pues los datos sobre la dieta previa a la gestación se basaron en los recuerdos de las mujeres, que pueden no ser certeros, y con una gama limitada de alimentos, por ello creen que se deben realizar más trabajos al respecto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD