PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Asocian la apnea del sueño a mayor riesgo de desarrollar alzhéimer

Los adultos mayores que padecen apnea obstructiva del sueño tienen más riesgo de desarrollar alzhéimer, porque este trastorno favorece el incremento de los depósitos de proteína amiloide en el cerebro.
Persona con apnea del sueño

24 de Noviembre de 2017

 Diversas investigaciones ya habían señalado que los trastornos respiratorios durante el sueño podrían aumentar el riesgo de deterioro cognitivo, y que la apnea del sueño se relacionaba con un mayor riesgo de sufrir algún tipo de demencia. Ahora, los resultados de un nuevo estudio, que se ha publicado en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, revelan que la apnea obstructiva del sueño aumenta la carga de proteína amiloide –que se relaciona con el desarrollo de alzhéimer– en el cerebro de las personas mayores que no tienen problemas cognitivos.

El objetivo de la nueva investigación era descubrir la relación entre la gravedad de la apnea obstructiva del sueño (AOS) y las modificaciones en los biomarcadores de enfermedad de Alzheimer longitudinalmente, y especialmente si los depósitos de amiloide se incrementan con el tiempo en adultos mayores sanos con AOS.

En la investigación participaron 208 individuos con edades comprendidas entre los 55 y los 90 años de edad, con una capacidad cognitiva normal, que se había determinado con diversas pruebas estándar y evaluaciones clínicas. Ninguna de estas personas se encontraba deprimida ni tenía ningún problema de salud que pudiera afectar a sus funciones cerebrales, y tampoco fueron remitidas a un centro de sueño ni utilizaron presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), un tratamiento de la apnea del sueño.

Los tratamientos para la apnea del sueño, como la CPAP o la terapia posicional, podrían contribuir a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo y la demencia en las personas mayores

La apnea obstructiva del sueño altera el cerebro

Los científicos comprobaron que más de la mitad de los voluntarios tenían apnea obstructiva del sueño, y que en el 36,5% de los casos se trataba de AOS leve, y en el 16,8% AOS de moderada a grave. Un grupo de los participantes se sometió a una PET amiloide, donde se observó que existía un aumento en la carga de amiloide en los que sufrían AOS, por lo que los autores del trabajo opinan que la presencia de la apnea se asocia al incremento de los depósitos de amiloide en el cerebro.

Andrew Varga, especialista en Medicina del Sueño y Neurología en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinaí, en Nueva York (EE.UU.), y coautor de la investigación, ha explicado que sus hallazgos sugieren que los cambios en el cerebro se producían en las fases preclínicas del alzhéimer, y que la relación entre la carga de amiloide y la cognición probablemente no sea lineal y dependa de factores adicionales.

La elevada prevalencia de AOS que se detectó en estos adultos mayores sin problemas cognitivos, así como la relación entre el aumento de carga amiloide y la presencia de AOS indican, según afirman los investigadores, que los tratamientos para la apnea del sueño, como la CPAP o la terapia posicional, podrían contribuir a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo y la demencia en muchas personas mayores.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''