Descubren una probable causa del desarrollo de alzhéimer

La filtración al cerebro a través de la sangre de partículas que transportan grasa con proteínas tóxicas es una probable causa de la acumulación de beta-amiloide, que se podría prevenir con una intervención dietética y farmacológica.
Escrito por: Eva Salabert

17/09/2021

Alzhéimer: hallan su causa probable

Una de las características de la enfermedad de Alzheimer es la progresiva acumulación de depósitos de proteínas tóxicas denominadas beta-amiloide en el cerebro, pero se desconoce de dónde proceden estas proteínas y las razones por las que se acumulan en este órgano. Un nuevo descubrimiento podría ayudar a explicar cómo llegan estas sustancias anómalas hasta allí y facilitar también la búsqueda de nuevas formas de prevenir y tratar este tipo de demencia, que es la más prevalente a nivel mundial.

La innovadora investigación que ha dado con este hallazgo ha sido dirigida desde la Universidad de Curtin, en Australia, y se ha publicado en PLOS Biology. Los investigadores utilizaron un modelo de ratón para sus ensayos, en el que identificaron que una probable causa del alzhéimer era la filtración al cerebro a través de la sangre de partículas que transportan grasa con proteínas tóxicas.

El profesor John Mamo, investigador principal del Instituto de Investigación de Innovación en Salud Curtin (CHIRI), ha afirmado que su equipo de colaboración de científicos australianos había identificado la probable 'vía sangre-cerebro' que puede conducir al desarrollo de alzhéimer. “Aunque ya sabíamos que el rasgo distintivo de las personas que viven con la enfermedad de Alzheimer es la acumulación progresiva de depósitos de proteínas tóxicas en el cerebro llamadas beta-amiloide, los investigadores no sabían dónde se originaba el amiloide ni por qué se depositaba en el cerebro”, ha añadido.

Lipoproteínas tóxicas que se filtran al cerebro desde la sangre

Según el científico, su investigación “muestra que estos depósitos de proteínas tóxicas que se forman en el cerebro de las personas que viven con la enfermedad de Alzheimer probablemente se filtran al cerebro a partir de partículas que transportan grasa en la sangre, llamadas lipoproteínas”, y explica que esta 'vía sangre-cerebro' resulta clave porque si somos capaces de controlar los niveles de sangre de lipoproteína amiloide y prevenir que se filtre al cerebro esto abre la posibilidad de encontrar nuevos tratamientos potenciales para prevenir esta demencia y enlentecer la pérdida de memoria que provoca.

El exceso de depósitos de proteínas tóxicas en la sangre podría controlarse a través de la dieta y con algunos medicamentos que podrían atacar específicamente la lipoproteína amiloide

Basándose en una investigación previa que había sido galardonada y que mostró que el beta-amiloide se produce fuera del cerebro con lipoproteínas, el equipo del profesor Mamo utilizó ingeniería genética en modelos de ratón para producir amiloide humano solo en el hígado que produce lipoproteínas. “Tal y como predijimos el estudio encontró que los modelos de ratón que producían lipoproteína amiloide en el hígado sufrían inflamación en el cerebro, muerte acelerada de las células cerebrales y pérdida de memoria” ha destacado el profesor Mamo.

El investigador concluye que aunque es necesario realizar nuevos estudios, “este hallazgo muestra que el exceso de estos depósitos de proteínas tóxicas en la sangre podría controlarse a través de la dieta de una persona y con algunos medicamentos que podrían atacar específicamente la lipoproteína amiloide, reduciendo así su riesgo o ralentizando la progresión de la enfermedad de Alzheimer”.

PUBLICIDAD