PUBLICIDAD

El 70% de los diagnósticos de miastenia en España se dan en mayores

La miastenia gravis, una enfermedad neurológica autoinmune, puede aparecer a cualquier edad, sin embargo, la SEN recuerda que 7 de cada 10 nuevos diagnosticados en España son mayores de 65 años.
Escrito por: Natalia Castejón

01/06/2018

Mayor de 65 años diagnosticado de miastenia gravis

Todavía no se saben las causas exactas de la aparición de la miastenia gravis, ni se ha dado con una cura.

La miastenia gravis es una enfermedad neurológica crónica de carácter autoinmune que provoca fatiga y debilidad en los músculos del cuerpo en aquellos que la padecen. Con motivo del Día Nacional Contra la Miastenia Gravis, que tiene lugar cada dos de junio, la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha dado a conocer algunos datos sobre la incidencia de esta patología en España.

Según la SEN, se diagnostican cada año unos 700 nuevos casos de miastenia gravis en España, y son 10.000 personas las personas que conviven cada día con los efectos de la enfermedad. De esos nuevos pacientes, se estima que el 70% son mayores de 65 años, pues España se encuentra entre los cuatro primeros países con un mayor número de incidencias tardías de la miastenia gravis.

El resto de grupos de edad cuentan con entre un 10% y un 20% los casos en la infancia o adolescencia, y en cuanto a sexos, las mujeres tienden a desarrollar la enfermedad entre los 20 y los 40 años, mientras que en los hombres es a partir de los 60. También se sabe que el 60% de los nuevos casos de miastenia gravis en España se diagnostican dentro del primer año desde que aparecen los síntomas, que incluyen visión borrosa o caída de uno de los párpados.

La importancia del diagnóstico precoz en miastenia

El Dr. Gerardo Gutiérrez Gutiérrez, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Neuromusculares de la SEN, ha explicado que estos problemas oculares constituyen los primeros síntomas de la miastenia gravis y que se deben valorar correctamente para un buen diagnóstico, ya que si se detecta de manera precoz se puede atacar mejor la enfermedad.

Hay que recordar que todavía no se saben las causas exactas de la aparición de la miastenia gravis, ni se ha dado con una cura, los expertos han hecho hincapié en que una detección precoz de la enfermedad, junto a unos hábitos de vida con periodos suficientes de descanso, poco estrés, ejercicios aeróbicos y una medicación adaptada para cada paciente, podrá estabilizarla y equiparar la esperanza de vida a la de personas sanas. Excepto en los casos en los que se ven afectados los músculos encargados de la respiración –entre un 10% y un 15% del total de los casos–, donde la situación es más crítica y hay más riesgo de fallecer.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD