El 80% de los mayores de 70 años tiene algún factor de riesgo vascular

El 80% de los mayores de 70 años presenta uno o más factores de riesgo vascular, lo que favorece el desarrollo de complicaciones como trombosis venosa, enfermedad vascular, enfermedad arterial periférica, o disfunción eréctil, según la SEMI.
Escrito por: Eva Salabert

18/12/2020

Doctora midiendo la presión arterial de su paciente

Alrededor del 80% de las personas mayores de 70 años tiene al menos un factor importante de riesgo vascular, entre los que destacan la hipertensión arterial, la hiperlipidemia o exceso de grasas circulantes en la sangre –especialmente triglicéridos y colesterol–, o la diabetes mellitus, según han advertido los expertos que han participado en la 16º Reunión de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que se celebra esta semana online.

El objetivo del encuentro, que ha reunido a más de 190 especialistas en Medicina Interna, es impulsar y promover el avance del conocimiento científico en este ámbito y sobre nuevas líneas de investigación de las enfermedades y factores de riesgo vascular, como los avances en anticoagulación y enfermedad cardiovascular, riesgo vascular y contaminación ambiental, el papel de la telemedicina y la inteligencia artificial en este campo o el manejo del riesgo vascular en el paciente oncohematológico.

Enfermedad cardiovascular, primera causa de muerte

La enfermedad vascular continúa siendo la primera causa de muerte en España (antes del COVID-19 estaba asociada al 25% de los fallecimientos). Los factores de riesgo vascular que se consideran más importantes son la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes mellitus, la obesidad y fumar o haber sido fumador, entre otros.

“El perfil del paciente con riesgo vascular es el de una persona de más de 70 años con un evento cardiovascular previo ─infarto o ictus─, o con múltiples factores de riesgo y edad avanzada”

El Dr. Jorge Francisco Gómez Cerezo, coordinador del Grupo de Trabajo de Riesgo Vascular de la SEMI ha señalado que “el perfil más habitual del paciente con riesgo vascular de Medicina Interna es el de una persona de más de 70 años con un evento cardiovascular previo ─infarto o ictus, o con un alto riesgo global vascular por la coexistencia de múltiples factores de riesgo y edad avanzada”.

Un segundo tipo de perfil de paciente con riesgo vascular que acude a Medicina Interna “sería el de una persona menos añosa que llega a consultas externas y que presenta también varios factores de riesgo vascular o uno de ellos especialmente descompensado, hipertensión o hipercolesterolemia familiar, por ejemplo”.

Problemas de salud asociados al riesgo vascular

Los factores de riesgo vascular impulsan el desarrollo de enfermedad cardiovascular por la formación de la placa de ateroma y daños en la estructura de los vasos sanguíneos, así como afectación cardíaca. Entre las posibles complicaciones vinculadas al riesgo vascular se encuentran la trombosis venosa, la enfermedad arterial periférica, la enfermedad vascular ocular o la disfunción eréctil en los hombres.

El Dr. Gómez Cerezo ha explicado que “en el abordaje de la enfermedad cardiovascular y los factores de riesgo vascular tiene un papel destacado la figura del médico internista, como especialista con visión global e integral del paciente, que coordina las intervenciones para prevenir su incidencia y complicaciones y lograr el control de los distintos factores de riesgo vascular”.

La trombosis venosa, la enfermedad arterial periférica, la enfermedad vascular ocular o la disfunción eréctil, son algunas de las complicaciones vinculadas al riesgo vascular

Las estrategias de prevención son fundamentales para evitar que la población general desarrolle factores de riesgo vascular modificables y para establecer un tratamiento precoz en cuanto se han manifestado, especialmente en los pacientes que tengan antecedentes previos de infarto o ictus, o un elevado riesgo vascular.

Cómo afecta la contaminación ambiental al sistema cardiovascular

El Dr. Agustín Blanco Echevarría, de la Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis del Servicio de Medicina Interna del Hospital 12 de Octubre, ha indicado que “las enfermedades cardiovasculares son el resultado de la suma de una predisposición genética más la exposición de por vida a factores ambientales”.

Este especialista ha indicado en su ponencia que la exposición a contaminantes ambientales, tanto los que están presentes en el aire, como los del agua o del entorno donde vive el individuo es un determinante silencioso de enfermedad cardiovascular. Según ha dicho “el sistema cardiovascular es muy vulnerable a diversas agresiones ambientales”, entre las que se encuentran humo de tabaco o la contaminación ambiental”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 12,6 millones de personas fallecen de forma prematura cada año como consecuencia de un entorno insalubre. Alrededor de cinco millones de estas muertes se deben a una enfermedad cardiovascular. En todo el planeta, la mortalidad atribuida a la contaminación del aire supone al menos nueve millones de muertes prematuras (790.000 solamente en Europa).

Fuente: Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD