PUBLICIDAD

Proponen una teoría alternativa sobre las causas del alzhéimer

Investigadores de la Universidad de California han encontrado una teoría alternativa que podría ayudar a explicar las causas de la aparición del alzhéimer, en la que estaría implicado el acumulamiento lisosómico.
Escrito por: Natalia Castejón

14/08/2019

Concepto de alzhéimer

Los investigadores han dedicado numerosos artículos a conocer cuáles son las causas por las que puede aparecer el alzhéimer, y la mayoría estaban convencidos que estaba relacionado con las placas de beta-amiloide y los enredos que se producen en el cerebro. Sin embargo, un nuevo estudio ha encontrado una teoría alternativa, y es que parece ser que el almacenamiento lisosómico cerebral podría también provocar el desarrollo de esta enfermedad neurodegenerativa.

Según ha explicado Ryan R. Julian y el resto de autores de la Universidad de California, el almacenamiento lisosómico también se ha observado, junto con las placas y enredos, en los cerebros de personas con alzhéimer, lo que ha hecho que investiguen más sobre este hecho en el estudio que han publicado en la revista ACS Central Science.

Un fallo en el sistema de reciclaje de proteínas y lípidos

Para entenderlo bien es necesario comprender que el lisosoma actúa como una papelera dentro de la célula cerebral, es decir, los lípidos y las proteínas viejas que genera este órgano son enviados al lisosoma para que sean descompuestos y enviados de vuelta a la célula en bloques de construcción, que formarán nuevos lípidos y nuevas proteínas. Esta degradación y creación está equilibrada para el correcto funcionamiento del sistema cognitivo.

Cuando el reciclaje llevado a cabo por el lisosoma no funciona correctamente se acumulan los desechos de proteínas y lípidos, lo que podría causar el desarrollo del alzhéimer

El problema comienza cuando el lisosoma no es capaz de descomponer en trozos pequeños los elementos antiguos y se quedan dentro. Es entonces cuando la célula lo rechaza porque cree que ya no funciona, almacenándolo a un lado y creando uno nuevo en su lugar. Si este proceso se vuelve a repetir, los lisosomas dañados se acumulan, lo que según los investigadores podría dar lugar a la aparición del alzhéimer.

Esta circunstancia suele aparecer en las personas de más edad porque las proteínas se van volviendo más problemáticas con el paso de los años, por lo que son más difíciles de descomponer por el lisosoma, esto explicaría que el alzhéimer aparezca especialmente en la tercera edad. Los investigadores creen que su hallazgo podría fomentar la creación de un fármaco que ayude en el proceso de reciclaje del lisosoma y así evite la acumulación de los restos de lípidos y proteínas envejecidas y la posterior aparición de la enfermedad de Alzheimer.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD