PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición y diarrea
La dieta es clave para paliar los efectos de la diarrea, evitar la deshidratación y no agravar el proceso. Te explicamos cuáles son las medidas dietéticas que debes adoptar si sufres esta molesta afección intestinal.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Dieta astringente para la diarrea

Cuando la tolerancia a líquidos sea buena, podremos ya tomar caldos desgrasados, reposado, etcétera. Será entonces el momento de pasar a la dieta sólida, la denominada propiamente dieta astringente.

Es bueno tener en cuenta que la persona suele encontrarse mal, muy cansada y sin ánimos para nada. Habrá que empezar por algún alimento suave, cocinado sin grasa, que no tenga fibra, y en poca cantidad. Los platos más adecuados son: arroz blanco, sopa de fideos, patata cocida, pollo o pescado a la plancha o hervidos, jamón cocido, manzana rallada sin piel, o cocida o asada, plátano, etcétera. También se puede ir incluyendo algún yogur natural sin frutas ni cereales añadidos. Y continuar con una buena hidratación.

Una vez transcurrida esta fase, se va tendiendo hacia la normalidad y se introduce fibra, poco o poco, para ver qué tal sienta. Siempre de forma progresiva, sin prisas, y dejando para el final los alimentos más agresivos como son las legumbres enteras, las ensaladas, las frutas crudas, los cereales integrales y la leche.

En la alimentación del paciente que sufre una diarrea, es importante tener en cuenta que:

  • Tras una diarrea es frecuente un cierto periodo de estreñimiento, que no es tal. Se ha producido una lavativa en el intestino y hasta que este vuelva a funcionar con normalidad pasará un tiempo. Si tenemos mucha prisa y tomamos demasiada fibra, este intestino tocado puede volver a recaer.
  • En los procesos diarreicos, debido al torrente de agua desplazado hacia el final del intestino, la flora que habita en el colon desaparece en gran parte al ser arrastrada por la diarrea. Para reponer esta flora, es bueno tomar yogures. Si estos poseen mayor cantidad de microorganismos, serán más efectivos, pero cualquier yogur que necesite frío para su conservación, posee microorganismos en su interior que lo convierten en un alimento probiótico, es decir, que aporta flora intestinal.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Enrique Domínguez, experto en aparato digestivo

El Dr. Enrique Domínguez es presidente de la Fundación Española del Aparato Digestivo. 

Dr. Enrique Domínguez

Jefe del servicio de aparato digestivo del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela
“Determinados tipos de composición de la flora intestinal predisponen a la obesidad, porque aparte de que pueden intervenir en el metabolismo de las grasas, permiten recuperar buena parte de los nutrientes que no habían sido absorbidos previamente”

Salud en cifras

53%
se reduce el riesgo de cáncer de próstata tomando más de tres tazas de café al día
'Fuente: 'IRCCS Neuromed de Italia, Instituto Nacional Italiano de Salud y IRCCS Isntituto Dermmopatico dell’Immacolata de Roma’'

PUBLICIDAD