Google+
YouTube

Ejercicio y deporte

Natación: empápate de salud
Escrito por Laura Saiz, periodista
Este deporte ha ido ganando adeptos en los últimos años, no sólo por sus beneficios para la salud, sino también porque es una de las prácticas deportivas que mejor se adapta a las cualidades de cada persona y edad.

Material necesario para la natación

Para practicar la natación es muy importante contar con el equipo adecuado. El conjunto básico está compuesto de chanclas, bañador, gafas y gorro; algunas personas deberán usar también tapones para los oídos o pinzas para las fosas nasales. Para determinadas prácticas, pueden añadirse otro equipamiento, como aletas para pies, palas para las manos, cronómetro, tubo de apneas, prendas de neopreno, etcétera.

Normalmente, las chanclas suelen ser la parte del equipo a la que menos atención se presta. Sin embargo, son necesarias para evitar hongos y otras patologías que se producen al entrar en contacto con superficies húmedas, e incluso evitar algo tan habitual como un resbalón, para lo que es aconsejable que las suelas sean de goma y tengan dibujo.

En cuanto al bañador, en el caso de los hombres deben evitarse las bermudas y los trajes holgados, ya que dificultan los movimientos y aumentan la resistencia. Para las mujeres, es aconsejable evitar bikinis o bañadores con escote bajo y espalda abierta; lo más indicado son aquellos trajes de un solo cuerpo con los tirantes cruzados en la parte de atrás, que facilitan que el bañador quede bien fijado al cuerpo.

Para la elección de las gafas, además del tamaño correcto, hay que tener en cuenta el material. Los profesionales se decantan por las de policarbonato, ya que son las más ligeras, pero su estructura más rígida hace que al principio sea difícil adaptarse a ellas. Las de silicona son las más populares, ya que son más flexibles, incluso existe la posibilidad de que la lente sea de este mismo material, evitando roturas y que se raye. Estas gafas están preparadas para proteger al ojo de elementos agresivos como el cloro de la piscina o la sal del mar.

Para el gorro, hay que tener en cuenta que, mientras los profesionales lo utilizan para reducir la resistencia en la natación, un aficionado a este deporte lo usará porque es obligatorio en todas las piscinas públicas climatizadas. Sin embargo, es importante elegir bien el material, no tanto por la resistencia al agua, sino porque puede producir sensación de calor e, incluso, agobio. Los gorros de tela suelen ser los más cómodos, pero también los que antes se estropean, mientras que los de silicona se adaptan mejor al contorno de la cabeza. Aunque son más caros, si se cuidan correctamente, su vida útil es de varios años.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 28/08/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Isidre Mas

Especialista en medicina deportiva

"Algunas de las enfermedades implicadas en la muerte súbita no tienen una presencia continua, por lo que es difícil encontrarlas, por ejemplo, con un solo electrocardiograma"

 

50% de los mayores de 80 años padece sarcopenia

En 2025 afectará a más de 1.200 millones de mayores de 60 años y, según expertos, solo el ejercicio físico de resistencia permite recuperar la masa muscular esquelética que se pierde a causa de este síndrome.

Fuente: 'Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)'

 

PUBLICIDAD