PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

La tasa de abandono escolar aumenta en América Latina

Aunque en la última década ha aumentado el número de niños pobres escolarizados en América Latina, cada vez más adolescentes abandonan la escuela a causa de sus cargas familiares o por desinterés hacia los estudios.
Estudiante con falta de interés

Cada vez más chicos sufren fracaso escolar.

11 de Abril de 2013

Un estudio publicado recientemente por el Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina (SITEAL) –organismo vinculado a la UNESCO–, revela que los principales motivos por los que los adolescentes abandonan la escuela son la falta de interés, las dificultades para compatibilizar el trabajo con los estudios, y las cargas familiares que les impiden continuar su labor académica.

En los últimos diez años se ha incrementado el número de niños procedentes de los sectores económicos más desfavorecidos que han conseguido acceder a la educación en América Latina. Así, actualmente más del 97% de los niños con edades comprendidas entre los siete y los doce años van al colegio, porcentaje que alcanza el 83% en el caso de los adolescentes de entre 13 y 17 años.

En América Latina ha aumentado la proporción de jóvenes que no acuden a la escuela pese a provenir de familias con estatus socioeconómicos medios y altos

Sin embargo, y según el informe de SITEAL, se observa que ha aumentado la proporción de jóvenes que no acuden a la escuela pese a provenir de familias con estatus socioeconómicos medios y altos. Entre las razones esgrimidas por los menores para abandonar el colegio destaca –en el 20% de los casos– el hecho de estar trabajando, mientras que tener hijos y las tareas domésticas dificultan la escolaridad para el 6% de los encuestados. Además, la gran mayoría alega una falta de interés por los estudios.

El experto chileno Juan Eduardo García Huidobro, de la Universidad de Alberto Hurtado, afirma que la educación en América Latina tiene un ‘problema de estructura’ que no permite a los jóvenes compaginar los estudios con otras opciones. A este respecto, el estudio elaborado por SITEAL pone de manifiesto que muchos adolescentes consideran la escuela un elemento ajeno, mientras que las actividades que consideran propias son el cuidado de hermanos pequeños o ancianos, la maternidad o paternidad, las tareas domésticas o el trabajo remunerado fuera del hogar.

Los datos del trabajo señalan que la maternidad o comenzar a trabajar son situaciones que se producen en el contexto de una trayectoria de fracaso escolar previo, y que no hacen sino acelerar o justificar la decisión de dejar los estudios. Por ello, García Huidobro propone solucionar el problema que supone la desconexión entre el actual sistema de enseñanza y los adolescentes, para integrar el aprendizaje en la vida cotidiana de estos jóvenes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''