PUBLICIDAD

Plásticos: cómo evitarlos en tu día a día
El plástico se ha convertido en un peligro para el medioambiente y para nuestra salud, pues incluso lo ingerimos en forma de microplásticos. Descubre cómo puedes sustituirlo por materiales más ecológicos en tu día a día.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Cómo sustituir el plástico en tu vida por opciones más ecológicas

Actualizado: 10 de mayo de 2019

Una de las mejores maneras de darse cuenta de todo el plástico que usamos en nuestro día a día es acumularlo en bolsas durante una semana aprovechando que estos recipientes no suelen oler, a no ser que contengan resto de alimentos. Así comprobaremos la gran cantidad de plástico que desechamos en un hogar, pues la mayoría de los productos que consumimos están envueltos en él.

El segundo paso que hay que dar para ir eliminando poco a poco el plástico de tu vida es empezar a reducir la compra de alimentos u objetos que contengan algún tipo de plástico, tanto en su composición como en su envase. Ahí van algunas ideas que hemos encontrado en los libros Vivir sin plástico (Ed. Zenith, 2019) y Plastic Detox (Ed. Libros Cúpula, 2019) para reducir el consumo de plásticos en tu día a día y lograr sustituir este material por opciones que sean más ecológicas:

Cómo reducir el plástico en la compra

  • Compra a granel

    Compra a granel

    Encuentra tiendas que vendan legumbres, frutas, cereales, harina, detergentes y hasta el alimento de tus mascotas al peso. Esto ayudará a evitar el plástico del envase y además te permitirá comprar únicamente lo que necesitas, evitando el desperdicio y fomentando el ahorro.

  • Bolsas de tela

    Utiliza bolsas de tela

    En vez de usar una bolsa de plástico para cada fruta o verdura lleva la tuya de tela a la compra. Si tienes que pesarlo hazlo directamente en la balanza y acumula las pegatinas del producto para luego pasar por caja. No te dé reparo que tus alimentos toquen este aparato medidor, recuerda que luego tienes que lavarlos. También intenta no utilizar guantes de plástico para escoger la mejor pieza.

  • Agua embotellada de cristal

    Evita el agua embotellada

    En el mundo se consumen 1 millón de botellas de agua cada minuto, según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y muchas de ellas acaban en las costas. Las mejores alternativas son las botellas de cristal o los termos, pero si lo que te preocupa es el sabor del agua del grifo también puedes optar por instalar un filtro en él, o adquirir una de esas jarras en las que viene incorporado.

  • Café en cápsulas

    No compres café en cápsulas

    Nada más y nada menos que 39.000 cápsulas de café se producen cada minuto en el mundo, según un artículo de El independiente, una cantidad exagerada y que en su mayoría es plástico y aluminio. Si quieres ayudar al planeta utiliza la cafetera tradicional, compra cápsulas hechas con papel compostable –ya hay algunas marcas que lo comercializan–, o adquiere una reutilizable.

Cómo evitar el uso de plásticos en la cocina

  • Taper de cristal

    Olvídate del papel transparente

    Los trozos de papel film tienen una vida útil muy corta, envuelve el sándwich que en unas horas ya te habrás comido, o como mucho tapa algún alimento hasta el día siguiente. Sin embargo, su impacto dura bastante más. Si lo vas a usar para la primera de las opciones anteriores puedes sustituirlo por bolsas de tela, mejor si tienen una capa de cera de abeja, o por un recipiente tipo fiambrera de lata o cristal. Si lo que quieres es almacenar en la nevera algún alimento opta por poner un plato encima del otro (puedes hacerlo en posición contrapuesta, o cubrirlo con la base de otro más grande). Otra opción si por ejemplo tienes la mitad de una manzana es ponerla boca abajo en un plato, así no le dará el aire y se mantendrá fresca.

  • Táperes de cristal

    Di adiós a los táperes de plástico

    Además de que pueden absorber el olor y el color de algunos alimentos, los táperes plásticos son una opción poco ecológica para almacenar las comidas. Cámbialos por los de cristal o aluminio, que mantendrán mejor el sabor y protegerán el medioambiente. Muchos de estos recipientes tienen tapas de plástico, pero puedes elegir lo que la tienen de metal o de bambú.

  • Botes de cristal

    Reutiliza los recipientes de cristal

    Los botes de legumbres o verduras cocidas y algunas salsas vienen en botes de cristal. Cuando los termines, lávalos bien y úsalos para guardar tu propia comida, legumbres secas, o cualquier cosa que se te ocurra.

  • Estropajo

    Los estropajos son de plástico

    El estropajo amarillo con una parte verde que utilizas para limpiar tus platos también tiene plástico, sustitúyelo por una esponja de esparto o de luffa.

Cómo sustituir el uso de plástico en el baño

  • Cepillo de dientes ecológico

    Usa cepillos sin plástico

    Cada vez son más los establecimientos donde venden cepillos del pelo y de los dientes de madera y bambú, más respetuosos con la naturaleza. Si sigues la recomendación de los dentistas de cambiar de cepillo bucal cada tres meses, imagínate cuántos podrías gastar en toda tu vida. Elige estas alternativas, junto con el hilo dental de seda natural o de fibras de bambú.

  • Pastilla de jabón

    Opta por jabones sólidos

    Los geles, champús y demás cosméticos de la ducha suelen venir en envases de plástico, mientras que los jabones en pastilla están recubiertos de papel. Cada vez son más las tiendas que venden estos jabones, e incluso champús también sólidos. Otra opción es el No-poo, una tendencia que consiste en ducharse con agua y bicarbonato como champú, y vinagre como suavizante.

  • Papel del baño

    Toallitas húmedas prohibidas

    Muchas de las toallitas de higiene íntima, desmaquillantes o para bebés se comercializan como aptas para tirarlas por el váter, pero aun así no lo hagas porque aunque es cierto que algunas pueden llegar a deshacerse, lo hacen mucho después de atascar depósitos y poder llegar a ríos y mares. En su lugar, utiliza papel, y la ducha o el bidé para una limpieza más profunda.

  • Exfoliante

    Los exfoliantes contienen microplásticos

    Estos productos cosméticos que cuentan con gránulos para retirar la piel muerta del cuerpo y de la cara no son más que micropartículas plásticas. Como ya hemos comentado, algunos exfoliantes pueden tener tanta cantidad de plástico en su interior como el necesario para fabricar su envase.

  • Máquina de afeitar eléctrica

    Huye de lo de un solo uso

    Las cuchillas de afeitar, los bastoncillos, las compresas o los tampones con aplicador de plástico son algunas de las cosas que se usan y se tiran en un corto periodo de tiempo. Para evitar este despilfarro de plástico elige cuchillas con cabezales recambiables, bastoncillos de cartón u otros métodos de limpieza, compresas de tela reusables, o la copa menstrual.

Cómo eliminar el uso de plásticos con tus hijos

  • Biberón de cristal

    Utiliza biberones de cristal

    Así, además de evitar que se quede algún olor en ellos evitarás la exposición al BPA de tu bebé. Su único inconveniente es que pesan algo más a la hora de transportarlos.

  • Material escolar de madera

    Material escolar libre de plástico

    Compra a tus hijos reglas de madera y mochilas y estuches de tela; durarán más y empezarás a inculcarles el respeto por el medioambiente. Olvídate de forrar los libros con plástico y, si quieres hacerlo, elige papel de revistas o de periódicos.

  • árbol de navidad natural

    Árbol de navidad natural

    Si quieres decorar tu hogar con el tradicional árbol, opta por uno natural, que luego podrás depositar en los puntos de recogida habilitados para ello para generar abono ecológico, o también puedes decorar algún pequeño árbol que tengáis en el jardín.

  • Decoración de cumpleaños

    Fiestas de cumpleaños sin plástico ni globos

    A los niños les encantan las fiestas de cumpleaños en las que hay globos, pero intenta sustituirlos por una decoración con dibujos hechos por ellos o por sus amigos, o guirnaldas de papel que puede reutilizar de un año para otro. En cuanto a los platos, vasos y cubiertos de plástico es una tarea más complicada, ya que los de cerámica pueden romperse. Lo mejor es intentar que cada niño tenga cuidado con el suyo y se encargue de meterlo al lavavajillas una vez termine de usarlo. Si crees que puede ser tarea imposible, compra vajilla desechable elaborada con restos de materiales como caña de azúcar, bambú, hojas de palmera o almidón de maíz, pues son 100% compostables.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD