PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Alertan de los desequilibrios nutricionales en los niños

El 95,9% de los niños menores de tres años en España consume el doble de las proteínas recomendadas para su edad, y un porcentaje significativo de los pequeños presenta deficiencias de vitaminas D y E y de yodo.
Niño pequeño

El 95,9% de los menores de tres años consume el doble de las proteínas recomendadas

22 de Enero de 2015

El 95,9% de los niños entre los siete meses y los tres años de edad consume el doble de las proteínas recomendadas, y un porcentaje significativo de los pequeños presenta deficiencias de vitamina D, vitamina E, y yodo, según revela el estudio Alsalma 2.0, realizado por un comité de expertos en Nutrición y Pediatría, que ha analizado los hábitos nutricionales de este grupo de población en España, y ha advertido sobre la necesidad de corregir los desequilibrios dietéticos que se han detectado para mejorar la salud a largo plazo de los niños.

En la investigación, que ha contado con la participación de 186 pediatras, se ha incluido a 1.701 niños divididos en cuatro grupos de edad atendiendo a sus diferentes necesidades nutricionales (0-6 meses, 6-12 meses, 13-24 meses y 25-36 meses), cuyas madres registraron en un diario los alimentos que ingirieron durante días no consecutivos. Cada alimento se convirtió en nutrientes según tablas ya establecidas, y los especialistas en nutrición analizaron todos los datos para evaluar la cantidad de micronutrientes y macronutrientes consumidos por los niños.

Una mayor proporción de proteínas e hidratos de carbono en la dieta diaria y una menor proporción de lípidos totales se asoció con un mayor índice de masa corporal, independientemente del consumo de energía

En los grupos de edad de 13-24 meses y 25-36 meses se observaron deficiencias en vitamina D (en el 81,7% y 92,1%, respectivamente), en vitamina E (en el 39,3% y 53,4%), en ácido fólico (en el 12,5% y 14,8%), en calcio (en el 10,1% y 5,5%), y en yodo (en el 27,1% y 31%). Además, los investigadores comprobaron que una mayor proporción de proteínas e hidratos de carbono en la dieta diaria y una menor proporción de lípidos totales se asociaba con un mayor índice de masa corporal, independientemente del consumo de energía.

Los resultados del estudio confirmaron también que el 70% de los niños tiene un buen seguimiento de la dieta mediterránea, un dato positivo, pero que a pesar de ello el 90% de los pequeños tomaba comida rápida una o más veces a la semana, lo que se considera un consumo muy elevado para estas edades.

Fuente: Asociación Española de Pediatría (AEP)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD