PUBLICIDAD

Neuritis intercostal en el embarazo
En el tercer trimestre de gestación muchas embarazadas se quejan de un fuerte dolor en un costado, provocado por la presión del útero sobre los nervios que hay entre las costillas. Conoce cómo aliviar la neuritis intercostal.
Escrito por Caridad Ruiz, Periodista especializada en salud y nutrición

Tratamiento de la neuritis intercostal en el embarazo

Actualizado: 30 de octubre de 2019

Si durante la gestación has acudido a la consulta por una neuralgia o dolor en el costado, y el médico ha diagnosticado una neuritis intercostal en el embarazo, te dará una serie de recomendaciones para intentar reducir la presión que el útero y el bebé ejercen sobre las costillas y así aliviar sus síntomas, especialmente el punzante dolor que provoca la inflamación de los nervios:

  • La espalda, recta

    “El tratamiento debe incluir la corrección de la postura, ya que así se puede aliviar el dolor al descomprimir las zonas afectadas”, señala Ana Campos Deprado, fisioterapeuta de Vithas Salud Fisium en Pontevedra, especialista el pelviperineología. La embarazada debe intentar mantener la espalda bien recta, especialmente al sentarse, para que las costillas se alejen todo lo posible del útero. Conviene acomodarse en asientos que no sean muy bajos, como sillas, butacas… y pegar la pelvis y las lumbares al respaldo, y echar los hombros hacia atrás. Las rodillas deben estar flexionadas, sin cruzarlas. Lo mejor es usar un reposapiés, cojines o un escabel para que las rodillas queden a la altura de las caderas.

  •  

    Practicar algunos ejercicios:

    • Ante el dolor punzante, hay que levantar el brazo del lado donde se experimente el dolor. Es un ejercicio sencillo, pero efectivo.
    • También alivia estirar los dos brazos hacia arriba, como si se quisiese tocar el techo.
    • De pie, con las piernas algo separadas, hay que inclinarse lentamente al lado contrario al que se siente el dolor y extender el brazo, dejándole caer sobre la cabeza.
  • Calor local

    Aplicar calor local puede aliviar el espasmo muscular que provoca el dolor. “El calor, si es moderado y de forma localizada en zona dorsal y costal, es un tratamiento eficaz para aliviar el dolor”, aclara Campos Deprado. Se puede usar una manta eléctrica, pero con la precaución de nunca aplicarla sobre el abdomen.

  • Medicación

    Si con estas dos medidas el dolor no se alivia y resulta muy invalidante, el médico valorará recetar algún el tratamiento farmacológico que no afecte ni al embarazo ni al bebé.

Consejos para aliviar el dolor de la neuritis intercostal

  • Usar un sujetador de embarazo que no oprima.
  • No permanecer sentada mucho tiempo, para no comprimir los nervios intercostales. Conviene levantarse y dar pequeños paseos.
  • Intentar no acumular gases en el aparato digestivo, para que la presión sobre las costillas sea menor.
  • Practicar yoga y Pilates en la gestación puede ayudar a prevenir o aliviar los primeros síntomas del dolor costal en la embarazada. “El ejercicio es muy interesante, sobre todo para intentar evitar la aparición del dolor. Actividades como el Pilates, que inciden mucho en la postura correcta son muy recomendables a partir del segundo trimestre de embarazo”, sugiere la fisioterapeuta.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD