PUBLICIDAD

Hipertensión en los gatos
La hipertensión puede causar daños, a veces irreversibles, en órganos vitales de los gatos como el cerebro, el corazón o los riñones. Te decimos cómo identificarla y tratarla para evitar problemas de salud graves a tu felino.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Síntomas y diagnóstico de la hipertensión en los gatos

La hipertensión en el gato puede causarle daños graves e irreversibles en órganos muy importantes, y por ello la detección precoz es clave. Estos son los síntomas derivados del daño tisular en los órganos diana:

  • Ojos: hemorragias intraoculares (hifema) o desprendimiento de retina, que conllevan disminución o pérdida total de la visión, en ocasiones irreversible.
  • Cerebro y sistema nervioso: hemorragias intracraneales, que producen cambios en el comportamiento (menor actividad, maullidos, rechazo al contacto humano), ataxia, temblores, demencia, convulsiones y coma.
  • Corazón y aparato circulatorio: síntomas de insuficiencia cardiaca congestiva por incremento del tamaño del ventrículo izquierdo.
  • Riñones: signos de insuficiencia renal crónica, como polidipsia y poliuria (beber y orinar más de lo normal).

Síntomas de las enfermedades que causan hipertensión en los gatos

Dado que en los gatos la hipertensión arterial está frecuentemente causada por otras enfermedades primarias, es fácil que se detecten en primer lugar los síntomas relacionados con ellas. Por ejemplo, los gatos con insuficiencia renal crónica suelen beber y orinar más de la cuenta, perder apetito y peso, y presentar síntomas digestivos como vómitos o úlceras orales. Los gatos con hipertiroidismo experimentan reducción de peso, aun comiendo más de lo habitual, e hiperactividad. Para diagnosticar estas enfermedades es necesario realizar analíticas de sangre y orina.

Cómo se mide la tensión en los gatos

Actualmente las clínicas veterinarias disponen de aparatos para medir la tensión arterial de manera específica en los animales de compañía. Existen varios métodos, como el Doppler y el método oscilométrico de alta definición. Se coloca un manguito en la extremidad anterior o en la cola del gato, que se infla y desinfla.

Hipertensión en los gatos

Para evitar el “efecto de bata blanca” la toma de tensión debe ser lo primero que se realice al llegar a la clínica veterinaria, en un ambiente tranquilo, sin ruidos fuertes, y repitiendo la medición 2-3 veces. Como es un procedimiento indoloro, los gatos suelen acostumbrarse rápidamente al ver que no ocurre nada malo, aunque algunos felinos se sienten mas seguros si la medición se lleva a cabo dentro de su transportín.

Actualizado: 18 de Junio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD