1 de cada 3 niños no podría dar clase online si los colegios cierran

Con la vuelta al cole cercana muchos reclaman clases online para evitar contagios por COVID-19 en las aulas, pero UNICEF ha alertado de que 1 de cada 3 niños en el mundo no tiene acceso a la enseñanza a distancia.
Escrito por: Natalia Castejón

28/08/2020

3 niños jugando en el suelo

Cada vez queda menos para que los niños vuelvan a las clases presenciales en sus colegios, un tema que preocupa especialmente a padres y profesores. Para conseguir que el comienzo del curso sea lo más seguro posible, el Gobierno español ha dado a conocer las nuevas medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 que se deberán cumplir en las aulas, algo que también ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque los niños han demostrado ser uno de los grupos menos vulnerable al virus, no están exentos de riesgo y hay que extremas las precauciones. Hans Kluge, director regional para Europa de la OMS, ha declarado que: “Hasta ahora sabemos que el entorno escolar no es un factor principal en la pandemia. Pero cada vez hay más publicaciones que refuerzan la evidencia de que los niños sí juegan un papel en la transmisión, aunque más vinculado a reuniones sociales”.

“Hasta ahora sabemos que el entorno escolar no es un factor principal en la pandemia”

Son mucho los padres que han propuesto las clases virtuales como alternativa a las presenciales para evitar contagios en las aulas. La OMS afirma que las opciones de aprendizaje a distancia, como entrega de trabajos, la transmisión de lecciones y el apoyo de los profesores deben adaptarse a la situación en la que nos encontramos.

El problema de la desigualdad tecnológica para las clases online

Sin embargo, UNICEF ha alertado de que existe una gran desigualdad técnica en los hogares, que hace que uno de cada tres niños no pueda tener acceso a clases online si su colegio cierra. Recalcan que al menos un tercio de los niños no pudieron dar clase cuando las escuelas cerraron, lo que supone un atraso en las materias lectivas y una desigualdad importante.

Tabla acceso educación a distancia en el mundo
Fuente: https://www.unicef.org
Esta advertencia se ha dado a conocer ante el gran número de personas que reclaman que los niños den clases online para evitar riesgos, un supuesto que también requeriría de un plan de conciliación con los padres, implantando el teletrabajo u otras medidas.

Hans Kluge ha expuesto que cerrar los colegios ha sido el mayor trastorno en la educación de la historia, con 1.600 millones de escolares afectados en 190 países. No obstante, según datos de UNICEF, solo en América Latina y en el Caribe unos 13 millones de niños no tienen acceso a clases remotas, 121 millones en África, 80 millones en el Pacífico y en Asia oriental y nada menos que 25 millones en Europa del este.

Consejos de la OMS para una vuelta al cole segura

A pesar de eso, la OMS ha querido compartir las acciones y requisitos que no pueden faltar en las escuelas para minimizar el riesgo de contagio del SARS-CoV-2 entre los niños y adolescentes. Entre ellas se encuentran:

  • Educar a los niños sobre cómo se puede prevenir el COVID-19, incluyendo una buena higiene de manos marcada por horarios (especialmente en niños de corta edad) y el uso de mascarilla, así como promover los saludos sin contacto y que tengan en cuenta cuál es el procedimiento que deben llevar a cabo si empiezan a notar los síntomas compatibles con el coronavirus.
  • Programar la limpieza de las aulas y zonas comunes del colegio, especialmente las superficies que se toman con más frecuencia, como pomos de las puertas, escritorios, interruptores o las cubiertas de los libros, así como asegurar que todo esté bien ventilado.
  • Implantar medidas para limitar el riesgo de exposición o contacto físico directo durante los recreos o en tareas que requieran de contacto, como es el caso de la educación física.
  • Ampliar la distancia entre las personas. Esto conlleva separar las mesas al menos un metro y limitar el posible contacto entre clases distintas o grupos de edad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD