El 70% de niños y jóvenes españoles tuvo ansiedad en el confinamiento

Siete de cada diez niños y jóvenes españoles de entre 6 y 18 años sufrieron algún episodio de ansiedad durante el confinamiento domiciliario por COVID-19 del pasado año, además de problemas de sueño y otras dificultades diarias.
Escrito por: Natalia Castejón

18/03/2021

70% adolescentes con ansiedad por covid

Sin duda uno de los colectivos que más ha sufrido las consecuencias de la pandemia de COVID-19 ha sido el de los niños y jóvenes, especialmente durante el confinamiento. Tanto es así, que en España el 70% de los niños y adolescentes de entre seis y 18 años sufrieron algún episodio de ansiedad durante el aislamiento domiciliario obligatorio del pasado año.

Así lo ha dado a conocer un estudio realizado por la doctora Rocío Lavigne Cerván, de la Universidad de Málaga, el doctor Ignasi Navarro de la Universidad de Alicante, y la doctora Rocío Juárez Ruiz de Mier, neuropsicóloga y psicóloga infantil del Hospital Vithas Xanit Internacional de Benalmádena, en el que se ha analizado a 1.028 niños y jóvenes residentes en España. Los resultados, que se han publicado en la revista Frontiers in Psychology, han revelado que de todos los participantes, el 66,9% de los niños y el 67,9% de los adolescentes tenían puntuaciones medio-altas en ansiedad.

Recomiendan que los niños y adolescentes con problemas de ansiedad, depresión o sueño, entre otros, tengan un seguimiento psicológico o psicopedagógico

“Desde nuestras consultas online estamos observando que debido a la pandemia los niños están sufriendo un cambio de hábitos de manera brusca, y aunque los padres hacen un gran esfuerzo, es inevitable que muchos niños sientan desánimo, miedo y cambios en sus hábitos de vida, viéndose perjudicado su bienestar”, aclara la Dra. Rocío Juárez, una de las autoras del estudio.

Problemas de sueño y funcionamiento ejecutivo por el confinamiento

Además, en este trabajo también se encontraron otros problemas en los jóvenes como consecuencia del confinamiento, y es que en relación con el sueño, un 40% de los participantes tenía puntuaciones medias de ansiedad, un 36,4% altas, y un 23,6% bajas. Pero no es lo único, pues también se encontraron alteraciones relacionadas con el funcionamiento ejecutivo.

Concretamente, observaron deficiencias en la capacidad de planificación y organización, gestión del tiempo, autorregulación de las emociones, solución de problemas, motivación, adaptación a diferentes circunstancias, e inhibición de conductas no apropiadas. Esto ocurrió con unos valores medio-altos en el 67,1% de los niños y en el 68,3% de los adolescentes, y con una ligera mayor incidencia en los varones.

En el grupo de preadolescentes y adolescentes se encontraron niveles más elevados de ansiedad, mientras que cuando se analizó la calidad del sueño, los adolescentes son los que mostraron puntuaciones más alarmantes. La Dra. Juárez ha subrayado que sin duda durante el confinamiento, y como consecuencia de la pandemia actual, se están observando cambios en la salud mental de niños y adolescentes.

Por todo ello, recomiendan que aquellos que durante la pospandemia tengan síntomas de ansiedad, depresión, problemas de sueño, o alteraciones ejecutivas, entre otros problemas, tengan un seguimiento psicológico o psicopedagógico. “Se deberían de implantar urgentemente programas que ayuden a prevenir y tratar los problemas que la pandemia por COVID-19 pueda generar sobre la salud mental de nuestros pequeños y jóvenes”, ha añadido.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD