Un cambio climático ya irreversible aumentará el calentamiento global

Los científicos alertan de que el cambio climático asociado a la actividad humana es irreversible y provocará un aumento de las temperaturas de 1,5 ºC en 20 años, y que solo medidas enérgicas y urgentes pueden limitar su impacto.
Escrito por: Eva Salabert

10/08/2021

Calentamiento global: 1,5ºC + en 20 años

Los devastadores incendios que asolan estos días países como Turquía, Grecia o España, o amplias zonas de Estados Unidos, contrastan con las graves inundaciones que se han registrado este mismo verano en otras regiones del planeta, como las que en julio causaron cientos de muertos en Alemania y Bélgica, o las que se están produciendo en China o Sudán.

No son fenómenos nuevos, pero pueden ser causa y consecuencia del cambio climático, y es que según un nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la actividad humana han provocado un cambio sin precedentes en el clima de la Tierra y solo se podrá limitar su impacto adoptando medidas enérgicas y duraderas para reducir dichas emisiones.

Los datos del informe señalan, en concreto, que los gases de efecto invernadero que emiten las actividades humanas son la causa de que el planeta haya experimentado un calentamiento de 1,1 ºC desde el periodo 1850-1900 hasta nuestros días y predicen, además, que se estima que la temperatura global aumente 1,5 ºC o más en las próximas dos décadas.

“Una reducción enérgica y duradera de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero pueden limitar la magnitud del cambio climático”

Algunos de las alteraciones que ya se han producido serán irreversibles durante miles y cientos de miles de años, según estos expertos, que han basado sus conclusiones en el análisis de conjuntos de datos recogidos por los científicos que se dedican a observar el clima en todo el mundo, que han recopilado pruebas que demuestran la gravedad de la situación y que son irrefutables.

Emisiones netas cero para frenar y revertir el calentamiento global

El informe Cambio Climático: las bases científicas fue aprobado el pasado viernes por los 195 gobiernos que forman parte del citado Grupo, y constituye la primera entrega de las seis que se publicarán hasta el año 2022. “El informe refleja un esfuerzo extraordinario bajo unas circunstancias excepcionales”, ha declarado Hoesung Lee, presidente del Grupo Intergubernamental. “Los hallazgos de este informe y los avances que refleja acerca de la ciencia que estudia el clima proporcionan una contribución inestimable a las negociaciones y la toma de decisiones relacionadas con el clima”.

Aunque todos los expertos están de acuerdo en que el clima está cambiando en todo el planeta y que en algunos casos ya no se pueden detener, también opinan que “una reducción enérgica y duradera de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero pueden limitar la magnitud del cambio climático”. Los científicos calculan que esas reducciones pueden tener beneficios inmediatos sobre la calidad del aire, aunque para que las temperaturas del planeta se estabilicen harían falta entre 20 y 30 años.

“Ahora tenemos una mejor imagen del pasado, el presente y el futuro del clima, lo que es esencial para entender hacia dónde nos dirigimos, qué se puede hacer y cómo prepararnos”

“Este informe es una prueba de la realidad”, asegura la copresidenta del Grupo de Trabajo del IPCC Valérie Masson-Delmotte. “Ahora tenemos una mejor imagen del pasado, el presente y el futuro del clima, lo que es esencial para entender hacia dónde nos dirigimos, qué se puede hacer y cómo prepararnos”.

Tras la publicación del informe António Guterres, Secretario General de la ONU, ha señalado que el umbral de calentamiento global acordado internacionalmente de 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales estaba “peligrosamente cerca” y que “debemos actuar con decisión ahora, para mantener vivo el umbral de los 1,5 grados”. Según el titular de la ONU para solucionar esta crisis “las economías inclusivas y verdes, la prosperidad y un aire más limpio, junto con una mejor salud, son posibles para todos, si respondemos a esta crisis con solidaridad y valor”.

Guterres ha añadido que antes de la conferencia sobre el clima COP26, que se celebrará en noviembre en Glasgow, todas las naciones –y en especial los países del G20– deben unirse a la coalición de emisiones netas cero, y consolidar sus promesas de frenar y revertir el calentamiento global, con planes concretos, factibles, concretos y mejorados" que establezcan medidas especificadas en las denominadas contribuciones a nivel nacional.

Más olas de calor y un mayor número de inundaciones

Tal como se explica en el informe muchas de las características del clima están directamente relacionadas con el nivel del calentamiento global y predice que en las próximas décadas los cambios en el clima se incrementarán en todo el planeta. Así, con un aumento de 1,5°C, habrá más olas de calor, las estaciones cálidas serán más largas y las frías más cortas.

El dióxido de carbono es el principal agente del cambio climático aunque haya otros gases de efecto invernadero y contaminantes del aire que también afectan al clima

Y si el aumento llega a los 2ºC los eventos de calor extremo se producirán con mayor frecuencia y se alcanzarán niveles de tolerancia crítica para la salud y la agricultura. Y no solo se verá afectada la temperatura, ya que el cambio climático conllevará otros cambios en distintas regiones, como cambios en la humedad y la sequedad, en los vientos, la nieve y el hielo y en las zonas costeras.

Entre estos cambios, el informe destaca:

  • Lluvias más intensas, inundaciones y sequías más persistentes.
  • Cambio en los patrones de lluvias. En las latitudes altas, posiblemente aumenten las precipitaciones, mientras que disminuirá en las zonas subtropicales. La precipitación de los monzones variará, y será diferente en cada región.
  • Continuará la subida del nivel del mar en las zonas costeras, lo que contribuirá a que se produzcan más inundaciones en las zonas más bajas y una mayor erosión. Los fenómenos costeros extremos que antes tenían lugar cada cien años, se registrarán ahora cada año.
  • El deshielo de la capa de permafrost aumentará por el mayor calentamiento, así como la pérdida de la nieve de temporada, el derretimiento de los glaciares y la pérdida de la capa ártica durante el verano.
  • Los cambios en el océano tendrán como consecuencia un calentamiento con mayores olas de calor marinas, la continuación de la acidificación del agua y la disminución de los niveles de oxígeno. Estos cambios afectarán tanto los ecosistemas marinos, como la capacidad de las personas de confiar en ellos.
  • En las ciudades, algunos aspectos del cambio climático se incrementarán, como la intensificación del calor, la frecuencia de las inundaciones por las lluvias y el aumento del nivel del mar en las urbes costeras.

El informe aporta por primera vez una valoración regional más detallada del cambio climático, incluyendo información útil para los impactos de riesgo, la adaptación y la toma de decisiones. La información regional puede consultarse en el nuevo Atlas interactivo desarrollado por el Grupo Intergubernamental. Los autores del informe han mostrado que la acción de los seres humanos tiene aún el potencial de determinar el futuro del clima. Señalan que el dióxido de carbono es el principal agente del cambio climático aunque haya otros gases de efecto invernadero y contaminantes del aire que también afectan al clima.

“Estabilizar el clima requerirá reducciones fuertes, rápidas y sostenidas de las emisiones de gases de efecto invernadero y llegar a cero emisiones netas de CO2. Limitar otros gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos, especialmente el metano, podría ser beneficioso tanto para la salud como para el clima”, ha concluido Panmao Zhai, uno de los copresidentse del Grupo de Trabajo del IPCC.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD