PUBLICIDAD

Un estudio confirma que las copas menstruales son seguras y eficaces

Una amplia revisión de los estudios realizados sobre la copa menstrual concluye que es que un método tan eficaz y seguro como compresas y tampones, pero más barato y respetuoso con el medio ambiente.
Escrito por: Caridad Ruiz

19/07/2019

Una mujer con el pulgar hacia arriba mostrando una copa menstrual

El uso de las copas menstruales es cada vez más popular, pero aún despiertan muchas reticencias entre las mujeres por las dudas que les surgen acerca de su eficacia y seguridad sanitaria e higiénica. Pero a partir de ahora podrán aparcar sus desconfianzas: una investigación que ha revisado datos de 43 estudios previos y la consulta de 3.319 mujeres ha concluido que es un método seguro y tan eficaz como otros similares. El trabajo realizado en la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, en Reino Unido, se ha publicado en la revista The Lancet Public Health.

Los estudios revisados se habían realizado tanto en países ricos como de medianos y escasos recursos económicos, y analizado los costos, la disponibilidad, la aceptación y el ahorro de residuos. No obstante, los autores afirman que son necesarios realizar más investigaciones dada la escasa calidad de algunos de los trabajos analizados.

La copa menstrual no tiene más fugas que tampones o compresas

Según afirmaron los autores de este trabajo, los objetivos de este metaanálisis era comprobar si la copa menstrual era efectiva, es decir, si producen fugas del flujo menstrual, y si es segura desde el punto de vista sanitario. Y la conclusión fue que no produce más escapes de sangre menstrual que otros métodos. Solo en los casos en los que se estos ocasionaron se asociaron con un sangrado anormalmente intenso, defectos en la anatomía del útero o la colocación incorrecta de la copa.

Tampoco se encontró mas riesgo de infección asociado con el uso de copas menstruales entre las mujeres europeas, norteamericanas y africana. Sí se mencionan algunos casos de síndrome de shock tóxico menstrual, aunque no hay datos si la incidencia es mayor o menor que el riesgo que presentan los tampones. Respecto a otras secuelas, no se observaron alteraciones en la flora vaginal ni daño en los tejidos de la vagina o de la cérvix.

El 70% de las mujeres que prueba y se habitúan a la copa menstrual, lo prefiere frente a  tampones y compresas

Lo que sí apunta esta revisión es que el uso de copas menstruales se ha descrito como un factor para el desplazamiento del DIU, después de que 13 mujeres informaron de su desalojo entre 1 semana y 13 meses después de la inserción del dispositivo intrauterino.

En relación al ahorro en costes económicos, según el estudio si se tiene en cuenta que la duración media de una copa menstrual es de 10 años, supone entre el 5% y el 7% de lo que cuestan las 12 compresas o tampones de media utilizados por ciclo menstrual. Sobre el impacto medioambiental, el estudio señala que en comparación con estos artículos sanitarios, la copa solo crea el 0,4% de los residuos plásticos.

En el mundo 1.900 millones de mujeres están en edad de menstruar, con una media de 65 días al año. El estudio manifiesta que el 70% de las mujeres que probaron este método y se habituaron a su uso lo prefería frente a otras opciones, como las compresas o los tampones. Sin embargo, cuando se les informa a las niñas sobre productos para la regla, apenas se les instruye sobre las ventajas e inconvenientes de esta opción y escasean los materiales educativos explicando cómo se utilizan estos productos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD