PUBLICIDAD

La estimulación sensorial nocturna alivia el dolor de la fibromialgia

Un colchón con un sistema de vibración táctil que se activa durante el sueño ha aliviado síntomas de la fibromialgia como el dolor y la fatiga, y ha mejorado la calidad del descanso, en algunas pacientes que lo han probado.
Escrito por: Eva Salabert

25/07/2019

Mujer con fibromialgia durmiendo sobre un colchón con estimulación sensorial

Una terapia que se basa en proporcionar estimulación sensorial suave durante el descanso nocturno es capaz de reducir la sensación de dolor y fatiga que experimentan las pacientes de fibromialgia, y mejorar además su calidad de sueño, según ha demostrado un ensayo clínico dirigido por investigadores de la Unidad de Resonancia Magnética del Hospital del Mar.

Los autores del estudio, que se ha publicado en Arthritis Research & Therapy, diseñaron un colchón que incorporaba unos motores que generan una suave vibración durante tres horas (dos a lo largo de la noche y una antes de levantarse), que se transmite al cuerpo de la persona que duerme encima. La frecuencia de esta vibración es variable –entre dos y 90 Hz– pero se sitúa muy por debajo del límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al finalizar el estudio se había producido una mejora de la fatiga del 25% en comparación con el inicio, mientras que el dolor disminuyó un 18% en las pacientes con fibromialgia

Después seleccionaron a 63 mujeres con fibromialgia y las dividieron en dos grupos, uno de los cuales probó la nueva plataforma de descanso, mientras que al segundo grupo se le asignó a probar un supuesto tratamiento que en realidad era placebo. Ambos grupos probaron alternativamente tanto el colchón vibratorio durante tres semanas (21 días) por la noche, descansando otras dos semanas (15 días), como el placebo, con el objetivo de comprobar los efectos de la estimulación táctil sobre los principales síntomas de la fibromialgia.

Reducción de los síntomas de la fibromialgia y mejor calidad del sueño

Los resultados revelaron que al finalizar el estudio se había producido una mejora de la fatiga del 25% en comparación con el inicio, que suponía el doble de la que se obtuvo con el efecto placebo, mientras que el dolor disminuyó un 18%, y también hubo una significativa mejoría de la calidad del sueño. Además, las pacientes que empezaron con la estimulación vibratoria mostraron una mejora a partir del quinto día de tratamiento, que se prolongó al menos cinco semanas, mucho más que en las pacientes que comenzaron con placebo.

Aparato para la estimulación sensorial nocturna en personas con fibromialgia
Instrumento utilizado para administrar la estimulación vibrotáctil.

Fuente: arthritis-research.biomedcentral.com

El Dr. Joan Deus, profesor agregado del departamento de Psicología Clínica y de la Salud de la UAB, y uno de los investigadores que han participado en el ensayo, ha explicado que los pacientes con fibromialgia presentan una alteración en la corteza somatosensorial del cerebro –que se encarga de procesar la estimulación sensorial táctil– que hace que su actividad esté reducida, y la vibración táctil profunda a la que se sometió a las participantes permite restablecer o normalizar el equilibrio de los impulsos sensitivos.

Según el experto, aunque esta terapia no cura la fibromialgia sí puede mejorar la calidad de vida de los pacientes al reducir la intensidad de la sintomatología. El siguiente paso del equipo será emplear imágenes de resonancia magnética para analizar si el tratamiento ha provocado cambios de la actividad funcional del cerebro, y más adelante buscarán marcadores de neuroimagen funcional y variaciones clínicas que pueden influir sobre la respuesta positiva a la estimulación vibratoria.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD