PUBLICIDAD

Beber café puede proteger frente al cáncer de hígado

Las personas que beben café de manera habitual podrían reducir hasta la mitad el riesgo de desarrollar carcinoma hepatocelular, el tipo de cáncer de hígado más común, según un amplio estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

12/11/2019

Hombre tomando café

Son numerosos los estudios que pregonan los efectos beneficiosos del café, a todos ellos ahora se le une otro realizado por investigadores de la Universidad de Queen en Belfast (Reino Unido), que han descubierto que los consumidores habituales de esta bebida podrían reducir a la mitad las probabilidades de desarrollar el tipo de cáncer de hígado con más incidencia, el carcinoma hepatocelular (CHC).

El trabajo que lo demuestra, publicado en el British Journal of Cancer, ha sido presentado en la conferencia del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer (NCRI) celebrada en Glasgow. Para llegar a las conclusiones, se analizó el consumo de café de 471.779 personas que formaban parte del Biobanco de Reino Unido durante 7 años y medio, y se comparó con la incidencia de cánceres digestivos, como el de estómago o intestino, y el de hígado.

La mitad de riesgo de carcinoma hepatocelular

Los resultados indicaron que los que tomaban café de manera habitual tenían un 50% menos de riesgo de desarrollar un carcinoma hepatocelular, pero no encontraron ningún vínculo con los otros tipos de tumores analizados. Más de tres cuartos de las personas del estudio declararon tomarlo de manera habitual, y en este grupo se caracterizaba por ser en su mayoría hombres, mayores, de zonas menos desfavorecidas y con unos niveles de estudios más altos que los que no tomaban esta bebida.

Las personas que toman café tienen menos probabilidades de cirrosis, cálculos biliares o diabetes

Entre los encuestados que tomaban café constataron que eran más propensos a tener hábitos negativos como fumar –o haberlo hecho en el pasado–, ingerir más alcohol o tener niveles más altos de colesterol, sin embargo, también presentaban menos riesgo de problemas como cirrosis, diabetes, úlceras pépticas o cálculos biliares, en comparación con los que no lo tomaban.

Aunque el estudio no analiza la causa de esta relación, Kim Tu Tran, autor principal del mismo ha señalado que podría deberse a que el café tiene cafeína y antioxidantes, con efectos hepatoprotectores frente al cáncer. A su vez, advierte de que a pesar de estos resultados, tomar esta bebida no resulta tan protector para el hígado como reducir la ingesta de alcohol, dejar de fumar o perder peso. Además, se deben seguir realizando estudios para conocer más sobre esta asociación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD