Vacunarse del COVID tras la ovulación evitaría cambios menstruales

Las vacunas del COVID-19 se han asociado a alteraciones en el ciclo menstrual de las mujeres. Un nuevo estudio ha revelado que recibir la dosis después de haber ovulado puede evitar que la regla cambie y dure más.
Escrito por: Natalia Castejón

14/09/2022

Vacuna COVID y cambios en la regla

Son muchas las mujeres que están preocupadas por los cambios en el ciclo menstrual que causan las vacunas contra el COVID-19. Y es que diversos estudios han asociado estas inyecciones con un sangrado más abundante o con una mayor duración del ciclo. Ahora, una nueva investigación ha revelado que la clave para evitar estas alteraciones en la regla sería escoger el momento en el que ponerse la inyección, en concreto, recomiendan inocular las dosis tras el periodo de ovulación.

PUBLICIDAD

Los autores de este estudio, que ha sido coordinado por el Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial (IIIA-CSIC), remarcan el papel protector que podría tener el control de la ovulación a la hora de ponerse la vacuna del coronavirus. Según explican, hacerlo en la fase lútea –tiempo entre la ovulación y el ciclo menstrual– ayudaría a evitar que el ciclo menstrual dure más.

En el trabajo se han analizado 1.855 ciclos de 371 mujeres que facilitaron estos datos a través de una aplicación móvil llamada App Lunar que monitoriza el ciclo menstrual. Los datos recogidos eran la duración del ciclo, tiempo con el periodo, variaciones en el sangrado y nivel de intensidad de dolor percibido.

Un día más de ciclo al vacunarse antes de la ovulación

Los resultados, que se han publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology, indicaron que del total de las participantes del estudio que habían sido vacunadas en la fase folicular, el 11% tuvo un incremento en la duración de su ciclo menstrual de más de ocho días, un valor clínicamente importante.

El 11% de las mujeres vacunadas antes de la ovulación vieron su ciclo menstrual aumentado más de ocho días

Borja Velasco, coordinador del proyecto ha declarado que además “se observó que las personas que se habían vacunado durante la fase folicular, es decir, antes de la ovulación, presentaban un incremento medio de la duración del ciclo de un día, mientras que las personas que se habían vacunado durante la fase lútea no presentaban incremento alguno”.

PUBLICIDAD

Los hallazgos se encontraron en los diferentes tipos y marcas de vacunas, y, según los autores, supone un gran descubrimiento sobre un tema del que hay poca evidencia científica. A los expertos les gustaría que se llevasen a cabo más investigaciones al respecto para corroborar estos resultados y poder dar respuesta a todas esas mujeres que son reticentes a las vacunas por los posibles cambios en el ciclo menstrual que podrían acarrear.

PUBLICIDAD

Actualizado: 14 de septiembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD