PUBLICIDAD

Tener anemia podría aumentar el riesgo de alzhéimer y otras demencias

Las personas con niveles de hemoglobina en sangre más bajos –lo que indica anemia– o elevados de lo normal tienen un mayor riesgo de desarrollar alzhéimer y otros tipos de demencia a largo plazo, según un estudio.
Escrito por: Eva Salabert

02/08/2019

Anemia

Una investigación realizada por científicos del Centro Médico Erasmus de Rotterdam, en los Países Bajos, ha revelado una asociación entre los niveles anormales de hemoglobina en la sangre y las probabilidades de padecer algún tipo de demencia –incluido el alzhéimer– en el futuro. Una baja concentración de esta proteína –que es fundamental para que el oxígeno se distribuya a los distintos órganos– provoca anemia, mientras que los niveles altos se relacionan con diversos problemas de salud.

En el estudio, que se ha publicado en Neurology, la revista de la Academia Americana de Neurología, participaron 12 305 individuos que tenían una media de edad de 65 años y no padecían demencia, y que fueron divididos en cinco grupos de acuerdo a sus niveles de hemoglobina. Los investigadores midieron sus niveles de hemoglobina y comprobaron que 745 personas –el 6%– tenían anemia. Durante los 12 años de seguimiento 1520 participantes desarrollaron demencia, de los que 1194 fueron diagnosticados de alzhéimer.

La anemia se asoció con un 29% más riesgo de demencia

Al comparar a los que tenían anemia al inicio del estudio con el resto descubrieron que 128 de las 745 personas con anemia habían desarrollado demencia, frente a 1392 de las 11 560 sin este trastorno. Los investigadores comprobaron que las personas con anemia eran un 41% más propensas a desarrollar alzhéimer y un 34% más propensas a desarrollar cualquier tipo de demencia que aquellas que no tenían anemia.

Observaron, además, que los individuos con niveles de hemoglobina elevados también tenían más riesgo de demencia. En concreto, el grupo con los niveles más altos de esta proteína tenía un 20% más probabilidades de padecer demencia, mientras que el riesgo del grupo con los niveles más bajos era un 29% mayor, en comparación con los integrantes del grupo medio. Tras ajustar otros factores que podrían influir en la aparición de este trastorno mental, como el consumo de tabaco o alcohol, la hipertensión o la hipercolesterolemia, los resultados se mantuvieron.

Los individuos con niveles más bajos de hemoglobina tenían un 29% más probabilidades de padecer demencia, y aquellos con los niveles más altos un 20% más

En las Américas y Europa alrededor del 10% de las personas mayores de 65 años presentan anemia, una cifra que se eleva hasta el 45% en el caso de los países de África y el sudeste asiático, según ha indicado M. Arfan Ikram, autor del estudio, que añade que sus resultados podrían tener por esto implicaciones muy importantes para la carga de la demencia, una enfermedad cuya prevalencia se espera que se multiplique por tres en las próximas décadas.

Sin embargo, el experto afirma que sus hallazgos no prueban que el déficit o el exceso de hemoglobina sea una causa de demencia, sino que solo revelan una asociación, y es necesario continuar investigando para averiguar si los niveles de hemoglobina influyen directamente en el riesgo de sufrir esta enfermedad, o si las asociaciones que han encontrado pueden deberse a alteraciones vasculares o metabólicas, o a otros problemas de salud desconocidos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD