PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Tercera edad

Un fármaco para la diabetes mejora la memoria en ratones con alzhéimer

Un medicamento para tratar la diabetes que se ha probado en ratones con alzhéimer, es capaz de detener la evolución de esta demencia, y permite recuperar en parte la capacidad de memorización y aprendizaje perdidas.
Escrito por: Eva Salabert

05/01/2018

Persona mayor con problemas de alzhéimer

Los pacientes con alzhéimer tienen una mayor resistencia a la insulina en el cerebro.

En los últimos 15 años no se ha descubierto ningún nuevo tratamiento del alzhéimer –un tipo de demencia que se estima que afecta ya a 30 millones de personas en todo el mundo–, pero desde hace tiempo los científicos investigan si determinados fármacos que se emplean para combatir otras enfermedades podrían ayudar a ralentizar, o incluso, revertir, el progreso de esta enfermedad neurodegenerativa.

En esta línea, una nueva investigación que se ha publicado en Brain Research ha demostrado, en ratones modificados genéticamente para desarrollar alzhéimer, que la administración de un medicamento para la diabetes, que en estudios previos había mostrado buenos resultados en pacientes con alzhéimer o con trastornos del estado de ánimo, no solo es capaz de detener la evolución de esta demencia, sino que permite que los animales recuperen en parte la capacidad de memorización y aprendizaje perdidas.

La diabetes tipo 2 se asocia a la progresión del alzhéimer

La diabetes tipo 2 se considera uno de los factores de riesgo implicados en la aparición del alzhéimer, y también en su progresión, según los resultados de numerosos estudios científicos, que han demostrado que cuando el organismo no es capaz de producir o usar correctamente la insulina se produce un proceso degenerativo cerebral que es común al alzhéimer y a la diabetes. Y se ha comprobado, además, una mayor resistencia a la insulina en el cerebro de los pacientes con alzhéimer.

El tratamiento con el fármaco antidiabético redujo la acumulación de beta-amiloide en el cerebro, la inflamación crónica y el estrés oxidativo, y ralentizó la tasa de pérdida neuronal

Los autores de la nueva investigación decidieron probar un fármaco que tiene actividad triple agonista y combina tres factores de crecimiento –el péptido similar al glucagón tipo 1 (GPL-1), el polipéptido inhibidor gástrico (GIP) y el glucagón–, con el objetivo de que protegiera la neurodegeneración cerebral de los ratones por diferentes vías, ya que se sabe que el cerebro de las personas con alzhéimer muestra una significativa deficiencia en la señalización de factores de crecimiento.

El medicamento ayuda a preservar la funcionalidad de las neuronas

El tratamiento con este medicamento consiguió significativas mejorías en la capacidad de memorización y aprendizaje de los ratones con alzhéimer y, además, se observó que aumentaron los niveles de un factor de crecimiento cerebral que preserva la funcionalidad de las neuronas, que disminuyeron tanto la cantidad de proteína beta-amiloide en el cerebro, como la inflamación crónica y el estrés oxidativo, y se enlenteció notablemente la tasa de pérdida neuronal.

Los beneficios de este tipo de fármacos con actividad triple agonista solo se han demostrado en ratones pero, como afirma Christian Holscher, director del estudio, sus hallazgos demuestran el potencial de este fármaco para el tratamiento del alzhéimer, aunque todavía es necesario realizar nuevas investigaciones para determinar la dosis-respuesta, y compararlo con otros medicamentos para confirmar que este nuevo tratamiento supera a otros.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD