PUBLICIDAD

Sangre en la orina: cuándo preocuparse
Aunque no siempre indique un problema grave de salud, la sangre en la orina o hematuria es un motivo de consulta médica porque puede ser un síntoma de ciertas enfermedades, sobre todo en los adultos mayores de 50 años.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Sangre en la orina como señal de cáncer en adultos mayores

El cáncer no es una de las causas más comunes de la hematuria, pero en ciertos casos la presencia de sangre en la orina en una persona mayor puede ser un indicio de que padece alguno de estos tipos de cáncer:

  • Cáncer de riñón

    Cáncer de riñón

    Es más común entre los hombres mayores (aumentan las posibilidades en la franja de edad de 50 a 70 años), fumadores, con obesidad, y que han estado expuestos a productos químicos tóxicos como el asbesto, o derivados del petróleo. Una de las primeras señales de alerta de este tipo de cáncer suele ser la presencia de sangre en la orina, pero con una cantidad inapreciable a simple vista, por lo que puede pasar desapercibida si no se realiza una analítica.

    Otros síntomas son fiebre alta, dolor en el costado (tanto en las costillas como en la cadera) y pérdida de peso. Sin embargo, son muchos los casos en los que no aparece esta sintomatología hasta que el cáncer está en fases avanzadas, por lo que es más difícil de tratar.

  • Cáncer de vejiga

    Cáncer de vejiga

    También es un tipo de cáncer más frecuente entre los hombres, y de nuevo está directamente relacionado con el tabaquismo y con la exposición a productos tóxicos. El tener cálculos vesiculares de forma crónica también puede aumentar las probabilidades de padecerlo debido a la irritación que provoca, pero no es una de las causas principales.

    Observar sangre en la orina es la señal de alarma más destacada en este tipo de cáncer, así como los síntomas propios de una infección de orina (dolor y dificultad para orinar, ganas frecuentes e inaguantables de ir al baño, imposibilidad para vaciar la vejiga), por lo que es necesario realizar un examen exhaustivo para no confundir ambos problemas y dar un diagnóstico acertado. Es importante realizar un análisis de sangre porque si la persona presenta anemia (baja presencia de glóbulos rojos en la sangre), puede ser un indicativo importante de la presencia de un cáncer.

  • Cáncer de próstata

    Cáncer de próstata

    Como se ha indicado, la incidencia de los problemas en la próstata aumenta según los hombres van cumpliendo años, siendo el cáncer de próstata el más común entre ellos. Como ocurre con el cáncer de riñón, el de próstata no presenta sintomatología relevante hasta que no se encuentra en fases avanzadas, por lo que dificulta su tratamiento.

    Los indicativos de un posible cáncer se asemejan con los del agrandamiento de la próstata porque, de la misma manera, el cáncer oprime la uretra e impide que el flujo de la orina circule con normalidad, originando dolor y dificultad de micción, así como ganas frecuentes de orinar. En un estadio más avanzado puede aparecer sangre en la orina y retenciones severas de orina.

Actualizado: 21 de Junio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD