PUBLICIDAD

Bebés y niños
La identificación del recién nacido en el hospital
En la actualidad los hospitales disponen de protocolos de identificación del bebé cada vez más sensibles y fiables, que garantizan la adscripción del recién nacido a su madre biológica, evitando confusiones.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

La necesidad de identificar al recién nacido

El intercambio o confusión de bebés en el hospital tras su nacimiento es uno de los miedos más comunes e infundados de los padres. Las noticias que han aparecido en la prensa últimamente, hablando de los casos de robo o confusión de recién nacidos en los hospitales hacen que el temor de vivir un caso similar aumente. Sin embargo, no hay que olvidar que estos casos sucedieron hace más de 30 años y situaciones similares soy impensables hoy en día. Los pocos casos en los que se produce confusión entre recién nacidos se producen en países en vías de desarrollo.

Si analizamos la frecuencia de los pocas veces que se da esta situación, la mayoría ocurre en el paritorio, especialmente en centros grandes donde hay partos simultáneos, en los que el personal sanitario no ha extremado las medidas de precaución recomendadas. También se han descrito cambios en las salas de hospitalización de maternidad, coincidiendo con separación física transitoria de la madre y bebé. En caso de ingreso en la Unidad de Neonatología es excepcional el cambio de bebé, aunque igualmente se han de extremar las medidas de identificación y control.

Según recoge la Asociación Española de Pediatría, los objetivos de los procedimientos para la adecuada identificación y custodia de los recién nacidos son:

  • Evitar intercambios de recién nacidos en el paritorio.
  • Impedir intercambios de recién nacidos en el nido o en las salas de hospitalización de obstetricia.
  • Permitir verificar con prontitud la identidad del recién nacido en caso de duda.
  • Posibilitar que se pueda comprobar la identidad del bebé y de su madre en el momento del alta.
  • Evitar consecuencias de tipo legal al personal sanitario ante posibles intercambios.

¿Cómo comprobar que es mi bebé?

El código penal vigente en España (artículo 220.5) contempla que los intercambios de un bebé por otro que tengan lugar en centros sanitarios como consecuencia de una imprudencia grave de los responsables de su identificación y custodia, serán castigadas con una pena de prisión de seis meses a un año.

Se recomienda por tanto comprobar la coincidencia de la identificación entre madre e hijo en varios momentos: cuando salen de sala de partos, cuando ingresa en la sala de maternidad, cada vez que hay una separación física entre la madre y el neonato (por ejemplo, cuando hay que hacer al bebé alguna prueba médica) y en el momento del alta hospitalaria.

Por último, es importante recordar que las autoridades sanitarias recomiendan favorecer el máximo contacto entre la madre y su bebé durante su estancia en el hospital siempre que sea posible, hasta el momento del alta. Si al bebé se le tiene que realizar alguna prueba que requiera separación física de la madre, se suele dejar que uno de sus familiares le acompañe. Por ello, y unido a la seguridad de los sistemas de identificación neonatal que mencionamos a continuación, la posibilidad de confusión de recién nacidos durante su estancia hospitalaria es altamente improbable.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''