PUBLICIDAD

Bebés y niños
Gemelos, trillizos… o más
La llegada de un bebé es una gran alegría, aunque te cambiará la vida. Pero, ¿y si en lugar de un bebé llegan dos o más? Si ese es tu caso, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a organizarte mejor.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Cómo organizarse con varios bebés

Gemelos

No cabe duda de que la llegada de un hijo cambia en gran medida la vida de sus padres, pero ese cambio es aún mayor en los casos de partos múltiples, ya que los cuidados y atenciones se multiplican por dos, tres o más.

Este tipo de embarazos tienen una incidencia de casi el 2% entre las mujeres menores de 40 años, y la cifra asciende hasta el 4,3% en los casos de las mamás que superan esa edad.

Para que todo esté bajo control, sólo tienes que seguir dos claves: la primera, mantener la calma –una vez que hayáis asimilado la noticia–; y la segunda, organizar la llegada de los bebés y planificar al máximo el reparto de las tareas entre los futuros papás.

Cómo organizarse con varios bebés

Y ahora, ¿cómo nos organizamos? Esta será la primera pregunta que os hagáis como padres de hijos múltiples. Cambiar los pañales, darles de comer, consolarlos cuando lloren, dormirlos, sacarles los gases, cuidarlos cuando se pongan enfermos… Y así hasta un largo etcétera de atenciones que en vuestro caso se duplicarán o triplicarán y que sucederán, por lo general, al mismo tiempo.

Para no desesperarte, lo mejor es que adoptes una rutina desde el principio. Los bebés suelen agradecer mucho tener un horario fijo para las comidas o el baño, por ejemplo. Establecer esta rutina hará que ellos estén más relajados y, al mismo tiempo, a ti te permitirá distribuir mejor las tareas, siempre y cuando no surja ningún imprevisto.

padre con gemelos

Sin duda, tu pareja debe ser tu mayor apoyo. Sois vosotros los primeros que tenéis que repartiros el cuidado de los pequeños para que ninguno de los dos se sobrecargue. Tanto si eres tú como si es tu pareja quien trabaja fuera de casa, recurrid a la ayuda de familiares y amigos para que os echen una mano cuando uno de los dos se quede solo con los bebés, principalmente durante los primeros días, y hasta que os adaptéis a esta nueva situación.

Otro aspecto que te preocupará al principio es saber diferenciarlos cuando se trate de bebés idénticos del mismo sexo. Para evitar confusiones, busca si tienen alguna marca de nacimiento, vístelos de forma diferente, o utiliza algún objeto como, por ejemplo, una pulsera, y explica estas pautas a quienes os ayuden en el cuidado de los pequeños para que ellos también los diferencien.

Actualizado: 28 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD