PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El ácido fólico reduce el riesgo de ictus e infarto

Añadir un suplemento de ácido fólico al tratamiento farmacológico de la hipertensión disminuye significativamente el riesgo de sufrir un infarto o un ictus en pacientes hipertensos, según revela un estudio realizado en China.
Un hombre se toma una pastilla

El ictus es la primera causa de muerte en China y la segunda en el mundo

17 de Marzo de 2015

El consumo de ácido fólico como complemento al tratamiento de la hipertensión disminuye significativamente el riesgo de sufrir un infarto o un ictus, según ha revelado un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Beijing, en China, que evaluaron a más de veinte mil pacientes hipertensos que no tenían antecedentes de accidente cerebrovascular ni patología coronaria.

Los científicos quisieron comprobar el efecto que tenía el ácido fólico –que se encuentra en alimentos como verduras, fruta, o nueces– en la prevención de los trastornos cardiovasculares, ya que como explican en un artículo publicado en The Journal of the American Medical Association (JAMA), el ictus es la primera causa de muerte en China, y la segunda en el mundo.

Durante la investigación, entre mayo de 2008 y agosto de 2013, a un grupo de los pacientes se le administró su tratamiento habitual con enalapril, mientras que a los demás se les dio una pastilla diaria compuesta por 10 mg de enalapril y 0,8 mg de ácido fólico.

Los suplementos de ácido fólico tienen un evidente efecto beneficioso en los pacientes hipertensos, sobre todo en los que presentan bajos niveles de folato

El 2,7% de las personas que tomaron ácido fólico sufrió un primer episodio de ictus, frente al 3,4% de los que solo tomaban enalapril, lo que supone una diferencia de 0,7 puntos, que los investigadores consideran significativa si se consigue beneficio. Además, se observó una notable reducción del riesgo de desarrollar otros problemas cardiovasculares como el infarto de miocardio (3,1% en el grupo del ácido fólico frente al 3,9% en el de los que no lo tomaban).

Yong Huo, principal autor del estudio, ha declarado que los resultados del trabajo muestran que los suplementos de ácido fólico tienen un evidente efecto beneficioso en los pacientes hipertensos, sobre todo en los que presentan bajos niveles de folato y, según señalan los autores del editorial que acompaña al estudio, aunque los individuos analizados eran todos hipertensos, es muy probable que el consumo de ácido fólico también contribuya a prevenir el ictus en las personas con una presión arterial normal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD