PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Embarazo

La exposición prenatal a la cafeína perjudica al cerebro

Superar la ingesta de cafeína recomendada por la OMS durante el embarazo –300 mg diarios–, no solo influye sobre el peso del bebé al nacer, sino que también afecta negativamente a su desarrollo cognitivo.

27/09/2013

La exposición prenatal a la cafeína perjudica al cerebro

Si la ingesta de cafeína durante el embarazo supera los 300 mg diarios –el equivalente a tres o cuatro tazas– que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta al peso del bebé al nacer y también tiene consecuencias negativas sobre el desarrollo del cerebro, provocando un deterioro cognitivo que se mantendrá durante la edad adulta.

Estudios anteriores ya habían encontrado esta relación, pero sin desvelar el mecanismo por el que se producía. Ahora, un grupo de científicos internacionales ha llevado a cabo un estudio en ratones de laboratorio, que ha identificado a la molécula A2A –receptor de adenosina– como la clave principal de este proceso.

Esta molécula, que desempeña un importante papel en el desarrollo del cerebro de los niños, precisa migrar a ciertas regiones del cerebro para realizar su función. Según los resultados del estudio Adenosine Receptor Antagonist Including Caffeine Alter Fetal Brain Development in Mice, la cafeína hace que se lentifique la migración de la A2A.

La exposición prenatal a la cafeína provocaba en los ratones desequilibrios metabólicos que derivaron en una intensa hiperactividad cerebral

Los investigadores observaron que la exposición prenatal a la cafeína provocaba en los ratones desequilibrios metabólicos que derivaron en una intensa hiperactividad cerebral, que podría estar detrás del aumento en los casos de trastorno por déficit de atención e hiperactividad, entre otros.

Según estos científicos los efectos de la cafeína sobre el desarrollo cognitivo del feto se podrían comparar a los de sustancias tóxicas como la nicotina, el alcohol o el cannabis, y las repercusiones podrían ir desde retardo en el desarrollo cerebral o un menor cociente intelectual, hasta un mayor riesgo de sufrir trastornos mentales.

Los autores del trabajo, aunque admiten que son necesarios estudios que comprueben si los efectos nocivos de la cafeína también ocurren en seres humanos, aconsejan que las embarazadas consuman un máximo de 200 mg diarios de cafeína, un límite inferior incluso al recomendado por la OMS.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD