PUBLICIDAD

Lubricantes sexuales
Existe una amplia gama de lubricantes íntimos con propiedades como facilitar la penetración o potenciar el orgasmo, que te pueden ayudar a disfrutar más del sexo. Te decimos cómo elegir y usar el más adecuado para tus relaciones.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Tipos de lubricantes sexuales: cuál es el idóneo para ti

Actualizado: 28 de octubre de 2019

Aunque existen lubricantes sexuales de sabores, con efecto frío o calor, potenciadores del orgasmo o retardadores de la eyaculación, entre otras opciones, todos ellos pueden agruparse en tres tipos fundamentales dependiendo de su principal componente: hechos con una base de agua, de silicona o de aceite.

La mayoría de los lubricantes íntimos no manchan, se limpian fácilmente, y son inodoros e insípidos –excepto los de sabores–. Cada uno de ellos está indicado para un tipo de sexo diferente, por lo que si tienes dudas sobre cuál debes utilizar, es el momento de resolverlas, aunque siempre puedes preguntar en tu farmacia o tienda especializada de referencia.

Lubricantes íntimos de base acuosa

Son aquellos que se componen principalmente de agua. Esta cualidad hace que sean de consistencia más líquida que los que están elaborados con silicona o aceite, pero también tienen el inconveniente de que son absorbidos por la piel mucho antes, por lo que puede ser necesario volver a aplicarlos en varias ocasiones durante el coito. Estos lubricantes son los más recomendados para usar con los preservativos de látex, pues no los deterioran.

Según nos ha explicado la sexóloga de la Asociación Estatal de Profesionales de Sexología (AEPS), Norma Ageitos, los geles de base acuosa están indicados para tener sexo vaginal, con o sin preservativo. Además, esta composición hace que estos lubricantes vaginales sean perfectos para usarlos con juguetes sexuales que sean de silicona, pues usar con ellos lubricantes del mismo material puede acabar deteriorándolos.

Lubricantes sexuales con base de silicona

Los lubricantes hechos con una base de silicona tienen como principal característica su mayor duración, pues son algo más espesos que los de base acuosa y, por lo tanto, puede que no sea necesario volver a aplicarlos. Esta cualidad hace que sean idóneos para practicar sexo anal o para disfrutar del placer dentro del agua; eso sí, si vas a usar preservativo recuerda que su colocación debe ser en seco.

La silicona es compatible con los preservativos y es el lubricante íntimo que mejores sensaciones puede aportar para la masturbación femenina y para la masculina, debido a su espesor. Precisamente debido a su consistencia este tipo de geles son algo más difíciles de limpiar, y según nos cuenta la sexóloga Nayara Malnero, deben evitarse para el sexo oral.

Lubricantes con base de aceite

Los geles lubricantes de base oleosa son aptos para el sexo en el agua sin protección, o para la masturbación, pero este tipo es de los menos usados. Esto se debe a que no se pueden utilizar con preservativo, pues su composición puede deteriorar el látex, y a que pueden promover las infecciones en mujeres con cistitis recurrentes.

Dónde y cómo comprar lubricantes

Los lubricantes íntimos se pueden comprar en farmacias, tiendas eróticas o supermercados, y existe una gran variedad de ellos. Además de por su composición, también se distinguen por sabores, desde los más clásicos como fresa o chocolate, hasta los más sofisticados como el de vainilla de Madagascar o crème brûlée, perfectos para calentar el ambiente con sexo oral.

También los hay con efectos, que una vez se aplican comienzan a provocar una sensación de calor o, por el contrario, de frescor, que os ayudará a darle un toque diferente a vuestras relaciones sexuales. Otra alternativa son los lubricantes vaginales que potencian el orgasmo en las mujeres y retardan la eyaculación en los hombres, y que contribuyen a conseguir un encuentro sexual de 10.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD