PUBLICIDAD

La polución atmosférica podría afectar a la salud mental de los niños

Los niños y adolescentes con ansiedad o depresión, e incluso tendencias suicidas pueden ver agravados sus síntomas en los días posteriores a estar expuestos a la contaminación atmosférica, según varios estudios norteamericanos.
Escrito por: Caridad Ruiz

27/09/2019

Niña con problemas de salud mental

Diferentes estudios realizados todos en el en el Cincinnati Children’s Hospital Medical Center han relacionado la contaminación del aire con trastornos psiquiátricos en los niños. El último concluye que la contaminación atmosférica puede provocar en los niños que trastornos psiquiátricos, como la ansiedad y la depresión, se agraven. El estudio, realizado en colaboración con la Universidad de Cincinnati (EE.UU.) y publicado en la revista Environmental Health Perspectives, comprobó que uno o dos días después de la exposición a la contaminación ambiental se incrementaban las visitas de los menores a las urgencias pediátricas por problemas psiquiátricos.

En este mismo trabajo, los investigadores también encontraron que la polución atmosférica les afectaba más a los niños que vivían en barrios con menor nivel económico que a los chicos de zonas más ricas, sobre todo en trastornos como la ansiedad y las tendencias suicidas.

La polución afecta a un marcador de neuroinflamación en el cerebro

Este trabajo de investigación se suma a otros dos que realizaron recientemente también en el Cincinnati Chindren’s Hospital Medical Center, en los que relacionaban la polución con la salud mental de los pequeños. Uno de ellos, publicado en Environmental Research, analizó con la ayuda de neuroimágenes si la contaminación atmosférica causada por el tráfico afectaba a los niveles de mioinositol del cerebro, un metabolito natural que está asociado a los síntomas de ansiedad en los niños. Según el estudio, realizado en 145 niños de unos 12 años, cuando se elevaba la polución por vehículos se encontraron niveles más altos de mioinositol, lo que sugiere que la contaminación provoca una respuesta neuroinflamatoria.

Un día o dos después de la exposición de la contaminación se incrementaban las visitas a las urgencias pediátricas por problemas psiquiátricos

Otro estudio, también publicado en Environmental Research, revelaba que la exposición a la contaminación provocada por tráfico en los primeros años de vida y a los 12 años se asociaba con síntomas de depresión y ansiedad. Se comprobó que cuanto mayor era la degradación del aire más aumentaban las puntuaciones en los test que valoran estos trastornos en los niños.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD