PUBLICIDAD

Los chicos que hacen sus deberes con ayuda paterna sacan peores notas

Que los padres hagan los deberes a los hijos no es bueno para su desarrollo personal ni para sus resultados escolares, según un estudio que revela que lo mejor es implicarse en su educación, pero dándoles autonomía.
Escrito por: Caridad Ruiz

03/05/2019

Madre realizando los deberes con su hija

Un estudio de la Universidad de Oviedo y la Consejería de Educación de Asturias afirma que cuando los padres ayudan a los hijos a hacer los deberes –una colaboración que en algunos casos llega al extremo de hacer las tareas por ellos– estos sacan peores notas que aquellos alumnos a los que sus padres les dan autonomía, aunque conversan entre ellos sobre cómo van sus estudios o si tienen algún problema al respecto, pero sin centrarse en aspectos concretos de los deberes.

El trabajo lo ha publicado el Observatorio Social de La Caixa y los datos proceden de la prueba diagnóstico que realizó el Ministerio de Educación en 2010 a 26.543 alumnos de 2º de la ESO. En ella, el 86% de las madres y el 63% de los padres preguntan a sus hijos si tienen deberes que realizar en casa. El 61% de las madres y el 47% de los padres comprueban además que han realizado las tareas, y cuatro de cada 10 progenitores les ayudan a hacerlas. Es decir, que hay un gran número de chicos que no son autónomos a la hora de estudiar en casa.

Diferentes formas de implicarse en los estudios de los hijos

Según esta investigación para el alumno es positivo que sus padres se impliquen en el proceso educativo, pero añade que no todas las formas de implicación son beneficiosas y que el estilo parental más eficaz es el que fomenta la autonomía y la responsabilidad, porque los hijos de las familias más controladoras que tienden a supervisar y controlar en exceso los estudios, y a menudo directamente les hacen los deberes, presentan más dificultades en el colegio. De hecho, los alumnos que pertenecen a familias del primer grupo tienen hasta 20 puntos académicos más.

Lo ideal sería que los chicos y chicas realizaran sus deberes escolares de forma autónoma, porque les ayuda a crear el sentido de la responsabilidad

Según el profesor de la Universidad de Oviedo, Rubén Fernández-Alonso, y uno de los autores del estudio, lo ideal sería que los chicos y chicas, independientemente de su edad, realizaran sus deberes escolares de forma autónoma, dado que es la única tarea que se acomete sin la supervisión del docente y les ayuda a crear el sentido de la responsabilidad.

El informe también señala que la formación académica de los chicos es un tema muy presente en los hogares españoles. Más del 90% de los estudiantes recibe el apoyo constante de su familia y afirma que habla con sus padres de cómo le va en el colegio y las notas. Las madres, según el informe, se implican más que los padres: más del 80% de las progenitoras pregunta cómo les ha ido en clase, frente al 66% de los padres. Y ellas también son más controladoras: supervisan con más frecuencia que hayan hecho las tareas y ayudan en más proporción que los padres.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD