Dos compuestos del cannabis impiden al coronavirus invadir las células

El ácido cannabigerólico (CBGA) y el ácido cannabidiólico (CBDA), dos compuestos del cannabis sativa, bloquean la infección por coronavirus, según un estudio que muestra que son efectivos contra diversas variantes.
Escrito por: Eva Salabert

13/01/2022

Compuestos cannabis bloquean SARS-CoV-2

Una investigación de la Universidad Estatal de Oregon (OSU) ha identificado dos compuestos de cáñamo –ácidos cannabinoides– que son capaces de impedir que el SARS-CoV-2 se introduzca en las células humanas. Muchos de los extractos y compuestos del cáñamo, cuyo nombre científico es Cannabis sativa, se añaden a cosméticos, suplementos dietéticos o alimentos.

PUBLICIDAD

Los investigadores descubrieron que el ácido cannabigerólico (CBGA) y el ácido cannabidiólico (CBDA) se unen a la proteína espiga del SARS-CoV-2 y bloquean un paso clave en el proceso que usa el virus para infectar a las personas, evitando que entre en las células. Precisamente la proteína espiga del SARS-CoV-2 es el objetivo al que van dirigidas las vacunas y la terapia de anticuerpos.

“Estos ácidos cannabinoides abundan en el cáñamo y en muchos extractos de cáñamo”, ha explicado Richard van Breemen, investigador del Centro de Innovación Global de Cáñamo del Estado de Oregón, la Facultad de Farmacia y el Instituto Linus Pauling. “No son sustancias controladas como el THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana, y tienen un buen perfil de seguridad en humanos. Y nuestra investigación mostró que los compuestos de cáñamo eran igualmente efectivos contra las variantes del SARS-CoV-2, incluida la variante B.1.1.7, que se detectó por primera vez en el Reino Unido, y la variante B.1.351, detectada por primera vez en Sudáfrica”.

“Los ácidos del cáñamo podrían usarse para prevenir la infección por SARS-CoV-2 y también para acortar las infecciones al evitar que las partículas del virus infecten las células humanas”

“Cualquier parte del ciclo de infección y replicación es un objetivo potencial para la intervención antiviral, y la conexión del dominio de unión del receptor de la proteína espiga al receptor ACE2 de la superficie celular humana es un paso crítico en ese ciclo” –continúa el experto–. “Eso significa que los inhibidores de la entrada celular, como los ácidos del cáñamo, podrían usarse para prevenir la infección por SARS-CoV-2 y también para acortar las infecciones al evitar que las partículas del virus infecten las células humanas. Se unen a las proteínas de pico para que esas proteínas no puedan unirse a la enzima ACE2, que abunda en la membrana externa de las células endoteliales en los pulmones y otros órganos”.

PUBLICIDAD

CBDA y CBGA son efectivos contra las variantes alfa y beta

De hecho ya se había comprobado que utilizar compuestos que bloquean la interacción virus-receptor ha resultado eficaz en pacientes con otras infección virales como el VIH-1 y la hepatitis. En este caso, los autores del estudio identificaron los dos ácidos cannabinoides mediante una técnica basada en espectrometría de masas desarrollada en el laboratorio de van Breemen con la que analizaron diversos productos botánicos empleados como suplementos dietéticos, incluidos el trébol rojo, el ñame silvestre, el lúpulo y tres especies de regaliz.

“Los dos cannabinoides con las mayores afinidades por la proteína espiga fueron CBDA y CGBA, y se confirmó que bloquean la infección”

Los resultados del trabajo, que se han publicado en Journal of Natural Products, mostraron que el ácido cannabigerólico y el ácido cannabidiolico prevenían la infección de las células epiteliales humanas por la proteína de pico del coronavirus y evitaban la entrada del SARS-CoV-2 en las células. “Identificamos varios ligandos de cannabinoides y los clasificamos por afinidad con la proteína espiga”, indicó van Breemen. “Los dos cannabinoides con las mayores afinidades por la proteína espiga fueron CBDA y CGBA, y se confirmó que bloquean la infección”.

PUBLICIDAD

“Estos compuestos se pueden tomar por vía oral y tienen un largo historial de uso seguro en humanos”, afirmó van Breemen. “Tienen el potencial de prevenir y tratar la infección por SARS-CoV-2. CBDA y CBGA son producidos por la planta de cáñamo como precursores de CBD y CBG, que son familiares para muchos consumidores. Sin embargo, son diferentes de los ácidos y no están contenidos en los productos de cáñamo”.

“Una de las principales preocupaciones en la pandemia es la propagación de variantes, de las cuales hay muchas, y B.1.1.7 (alfa) y B.1.351 (beta) se encuentran entre las más extendidas y preocupantes”, añadió. “Estas variantes son bien conocidas por evadir los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 de linaje temprano, lo que obviamente es preocupante dado que las estrategias de vacunación actuales se basan en la proteína de pico de linaje temprano como antígeno. Nuestros datos muestran que CBDA y CBGA son efectivos contra las dos variantes que analizamos y esperamos que la tendencia se extienda a otras variantes existentes y futuras”.

PUBLICIDAD

Aunque Van Breemen reconoce que todavía podrían surgir variantes del coronavirus resistentes en medio del uso generalizado de cannabinoides, pero asegura que combinar las vacunas y el tratamiento con CBDA/CBGA debería generar un entorno mucho más desafiante para el SARS-CoV-2.

Actualizado: 19 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD