Regaliz, dulce remedio digestivo y respiratorio
El regaliz o paloduz no es solo una golosina, sino un remedio natural que protege la salud del aparato digestivo y respiratorio. Conoce sus propiedades e indicaciones, y fórmulas herbarias para aprovechar esta planta medicinal.

Qué es el regaliz, dónde se encuentra y principios activos

Actualizado: 18 de junio de 2020

Quién no recuerda haber disfrutado en su infancia del intenso sabor dulce de las barritas de regaliz, o de los caramelos o pastillas que lo contenían. El paloduz o palo dulce era una golosina frecuente en los colegios, que en la actualidad ha perdido presencia ante la avalancha de otras alternativas. El regaliz es, sin embargo, mucho más que eso, es una prodigiosa hierba medicinal, muy apreciada en los herbolarios, que además de incorporarse a incontables fórmulas herbarias para atenuar el sabor amargo de algunas de ellas, aporta beneficios para la salud de nuestro aparato digestivo y respiratorio (como el alivio de la tos). 

Ilustración de regaliz

El nombre científico de esta leguminosa, Glycyrrhiza glabra L., ya la define bien de entrada. Glycy, del griego glukos, por dulce, y rhyza, que significa raíz, la raíz dulce, y eso es precisamente lo que es: una de las raíces más dulces con las que nos obsequia la naturaleza. Pero también es uno de los más celebrados remedios tradicionales y de herbolario para mediar en trastornos digestivos y respiratorios.

Ya se usaba como un recurso endulzante en el antiguo Egipto, también en la Roma imperial, y al parecer también en la India, y es una planta relevante en la tradición herbaria china. La costumbre de tomar bebidas dulces y refrescantes a base de extracto de regaliz está muy arraigada en muchos países de clima cálido, como ocurre en el norte de África, donde además se bebe con agrado durante los meses de recogimiento que impone el Ramadán.

Cómo es y dónde se encuentra la planta del regaliz

La planta del regaliz es muy robusta, de hasta un metro o más de alto, con el rizoma muy largo, estriado, de gusto dulce. Las hojas son compuestas, de foliolos agudos, y sus flores son de tonos violáceos, agrupadas en densas inflorescencias globulosas. Florece en primavera. El fruto es una legumbre alargada, comprimida, que contiene hasta cinco semillas en forma de lenteja en su interior.

Regaliz o paloduz

El paloduz crece de forma natural en herbazales húmedos, orillas de ríos y canales, y en pantanos. Su distribución se extiende desde el este y sur de la península Ibérica hasta el Caspio, Turquía y Asia Menor, llegando probablemente hasta el sur de China. Por otro lado, se cultiva en viveros y jardines botánicos. No es fácil hallarla en estado salvaje, aunque en algunos espacios naturales pueda ser relativamente común. Más fácil será adquirirla en viveros, o en tu herbolario de confianza.

Principios activos del regaliz o paloduz

La importancia terapéutica del regaliz viene dada por determinados componentes bioquímicos que contiene en sus raíces. Se cosechan para fines medicinales las raíces y los rizomas de la planta de tres o cuatro años de edad. En muchos casos estos rizomas son sometidos a un proceso de transformación, cociéndolos a fuego lento o en cámaras de vapor, para conseguir una masa compacta, de tonos amarillentos. Previamente, la cosecha se suele efectuar entre octubre y noviembre, cuando la planta ya ha dejado atrás su fructificación y acumula en sus raíces todo su poder reparador.

Los principios activos del regaliz que dotan a esta bella leguminosa de valor medicinal quedan especificados a continuación:

  • El componente principal del paloduz es un saponósido, la glicirrina, juntamente con glicirretol, glabólido e isoglabólido. La glicirrina, que puede suponer entre el 7 y el 10% de su peso, en función de las condiciones de cultivo, se transforma en ácido glicirretínico al ser absorbido por el hígado. Es la principal responsable de su alto sabor dulce o dulzón. Se ha considerado hasta cincuenta veces más dulce que el azúcar, pero no es esta una consideración científica.
  • Trazas de aceite esencial.
  • Contiene también flavonoides y polifenoles, incluido flavonas como el liquiritósido, e isoflavonas como la glabrona. El intenso color amarillento del rizoma es atribuido a los flavonoides que contiene.
  • Fitosteroles como el beta-sistosterol y el estigmasterol.
  • Cumarinas, incluido la umbeliferona.
  • Ácido málico.
  • Glucosa, sacarosa y almidón.
  • Resinas.
  • Vitaminas C y del grupo B.
  • Sales minerales.

La planta seca de paloduz debe contener al menos un 4% de ácido glicirrínico para ser terapéuticamente activa.

Creado: 27 de marzo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD