Hallan vínculos genéticos entre trastornos alimentarios y mentales

Descubren similitudes genéticas entre la anorexia, la bulimia, el trastorno por atracón y enfermedades mentales, y diferencias en las asociaciones genéticas de estos trastornos alimentarios con la regulación del peso corporal.
Escrito por: Eva Salabert

02/03/2021

Trastornos alimentarios: bases genéticas

La anorexia nerviosa, la bulimia y el trastorno por atracón son los tres principales trastornos de la conducta alimentaria que experimentarán en algún momento de su vida cuatro de cada 10 personas que viven en Europa Occidental. Estudios sobre las bases genéticas de la anorexia nerviosa realizados en los últimos años han puesto de manifiesto que existen marcadores genéticos que predisponen a padecer esta enfermedad, y ahora un nuevo análisis del genoma de más de 20.000 individuos británicos ha encontrado similitudes entre las bases genéticas de varios trastornos alimentarios y otros de tipo psiquiátrico.

La investigación también ha revelado que los trastornos alimentarios difieren en sus asociaciones genéticas con características antropométricas, como el peso, la circunferencia de la cintura o el índice de masa corporal (IMC). Por lo tanto, la predisposición genética a ciertos rasgos asociados al peso de una persona pueden ser una característica distintiva de la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón.

La predisposición genética a un mayor o menor peso corporal puede determinar que individuos con riesgos genéticos psiquiátricos similares sean más propensos a diferentes trastornos alimentarios

El estudio ha sido realizado por científicos de la Universidad de Ginebra (UNIGE), el Hospital Universitario de Ginebra (HUG), el King’s College London, la University College London, la Universidad de North Carolina (UNC) y el Icahn School of Medicine at Mount Sinai, y se ha publicado en International Journal of Eating Disorders.

Descifrando las bases genéticas de los trastornos alimentarios

Los investigadores analizaron los genomas de más de 20.000 personas procedentes de dos grandes estudios poblacionales que se habían llevado a cabo en Reino Unido (the UK Biobank y the Avon Longitudinal Study of Parents and Children) para comprender las similitudes y diferencias entre los patrones genéticos de la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón.

El Dr. Christopher Hübel, investigador del King’s College London y primer autor del trabajo ha declarado que tuvieron acceso al ADN de voluntarios, a sus datos básicos de salud (peso, edad, etcétera), y a cuestionarios en los que informaban sobre su salud, incluyendo posibles problemas psiquiátricos y antecedentes de trastornos alimentarios.

“La anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón comparten riesgos genéticos con ciertos problemas psiquiátricos, en particular con la esquizofrenia y la depresión”

Esto, afirma el experto, les ha permitido llevar a cabo análisis multifactoriales y determinar más de 250 puntuaciones poligénicas para cada persona. Cada una de estas puntuaciones poligénicas suma los genes de riesgo implicados en un rasgo específico, como la depresión, por ejemplo. “Calculamos las puntuaciones poligénicas para trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), y los rasgos metabólicos y físicos, incluyendo la sensibilidad a la insulina, la obesidad y un elevado índice de masa corporal”. De esta forma, cuanto más alta era la puntuación, mayor era el riesgo genético, tanto si se trataba de tener los ojos azules, como de desarrollar una enfermedad determinada.

El equipo de científicos examinó entonces las asociaciones entre las puntuaciones poligénicas de estos voluntarios (que representaban la propensión genética a trastornos psiquiátricos, y características metabólicas y físicas) y los trastornos alimentarios. Los resultados mostraron que a pesar de que hay grandes similitudes genéticas entre la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón, también hay diferencias notables.

Predisposición genética y regulación del peso corporal

Nadia Micali, profesora del Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la UNIGE, Jefa de la División de psiquiatría de niños y adolescentes en el HUG, y directora del trabajo, ha explicado que “las similitudes radican en la asociación con los riesgos psiquiátricos: la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón comparten riesgos genéticos con ciertos problemas psiquiátricos, en particular con la esquizofrenia y la depresión, lo que confirma el importante componente psiquiátrico de estas enfermedades. Sin embargo, la gran diferencia se refiere a las asociaciones genéticas de la regulación del peso corporal, que son opuestas entre la anorexia por una parte, y la bulimia y el trastorno por atracón por la otra; los últimos se asocian a un mayor riesgo genético de obesidad y de IMC elevado”.

“Este estudio confirma una clara relación genética entre el trastorno por atracón y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)"

La predisposición genética a tener un mayor o menor peso corporal puede constituir un factor determinante que haga que individuos con riesgos genéticos psiquiátricos similares sean más propensos a diferentes trastornos de la conducta alimentaria. Micali señala que “los componentes metabólicos y físicos dirigirían por tanto a los individuos hacia la anorexia, o hacia la bulimia o el trastorno por atracón”. Y concluye que “este estudio confirma una clara relación genética entre el trastorno por atracón y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), que ya se había observado en la clínica, y puede estar vinculado a más impulsividad, un rasgo compartido por estos trastornos”.

El papel desempeñado por los patrones genéticos en la regulación del peso corporal que ha sido identificado en este estudio proporciona un mayor conocimiento de las bases genéticas de los trastornos alimentarios y de cómo difieren en sus marcas genéticas a pesar de sus similitudes, por lo que podría ayudar a comprender mejor el desarrollo de estas enfermedades.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD