La atención de los niños con TDAH mejora si toman frutas y verduras

Los niños con TDAH que toman una dieta saludable con muchas frutas y verduras que les aporta las vitaminas y minerales que necesitan tienen síntomas menos graves de falta de atención y controlan mejor sus emociones.
Escrito por: Eva Salabert

20/05/2022

Niños con hiperactividad mejoran comiendo frutas y verduras

Todos tenemos buenas razones para incluir en nuestra dieta diaria las cinco raciones de frutas y verduras que recomiendan los expertos, como mínimo, ya que hay estudios que han encontrado que duplicar esta cantidad proporciona beneficios adicionales para nuestra salud y longevidad. Ahora, además, un nuevo estudio revela que estos alimentos son especialmente aconsejables en los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) porque les ayudan a disminuir los problemas de falta de atención que sufren.

PUBLICIDAD

Los autores del nuevo trabajo, que formaba parte de un estudio más amplio, solicitaron a los padres de 134 niños de seis a 12 años con síntomas de TDAH que cumplimentaran un cuestionario en el que detallaran los alimentos típicos que comían sus hijos, incluyendo el tamaño de las porciones, durante un período de 90 días. En otro cuestionario tenían que calificar los síntomas de falta de atención, por ejemplo, problemas para concentrarse, dificultades para recordar cosas o para regular sus emociones, o no seguir instrucciones.

Los resultados, que se han publicado en Nutritional Neuroscience, mostraron que los niños que consumían más frutas y verduras manifestaban síntomas menos graves de falta de atención, según ha afirmado Irene Hatsu, coautora del estudio y profesora asociada de nutrición humana en la Universidad Estatal de Ohio. “Comer una dieta saludable, que incluya frutas y verduras, puede ser una forma de reducir algunos de los síntomas del TDAH”, señala.

PUBLICIDAD

Los datos para esta investigación forman parte del estudio Micronutrients for ADHD in Youth (MADDY), que se llevó a cabo entre 2018 y 2020, y en el que se analizó si un suplemento de vitaminas y minerales de 36 ingredientes era eficaz para tratar los síntomas del TDAH y las dificultades en el control emocional en 134 niños de seis a 12 años.

“Algunos síntomas del TDAH podrían ser más manejables al ayudar a las familias a tener más seguridad alimentaria y poder proporcionar una dieta más saludable”

Se comprobó que los pequeños que ingirieron los micronutrientes tenían tres veces más probabilidades de experimentar una mejora significativa en sus síntomas de TDAH y falta de regulación emocional que los que recibieron un placebo, según los resultados publicados en Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Mientras que en otro estudio en el que participaron los mismos niños, publicado en la revista Nutrients, se observó que los niños cuyas familias mostraban unos niveles más elevados de inseguridad alimentaria eran más propensos que otros a tener síntomas más graves de falta de control emocional, como irritabilidad permanente, enfado y arrebatos de ira.

PUBLICIDAD

El tipo de dieta, clave para mejorar los síntomas del TDAH

Hatsu ha señalado que la imagen ofrecida por los tres estudios es similar y apoya el hecho de que una dieta saludable que aporte a los niños todos los nutrientes que necesitan puede ayudar a reducir los síntomas del TDAH. “Lo que los médicos suelen hacer cuando los niños con TDAH comienzan a tener síntomas más graves es aumentar la dosis de su medicamento de tratamiento, si lo están tomando, o recetarlos”, dice la investigadora, y añade: “Nuestros estudios sugieren que vale la pena verificar el acceso de los niños a los alimentos, así como la calidad de su dieta para ver si puede estar contribuyendo a la gravedad de sus síntomas”.

Los científicos piensan que el TDAH está relacionado con niveles bajos de ciertos neurotransmisores en el cerebro, y las vitaminas y los minerales desempeñan un importante papel como factores que ayudarían a que el organismo produzca esos neuroquímicos clave, y en la función cerebral en general, afirma Hatsu.

PUBLICIDAD

La inseguridad alimentaria también influye mucho porque, como señala la experta: “Todo el mundo tiende a irritarse cuando tiene hambre y los niños con TDAH no son una excepción. Si no obtienen suficiente comida, sus síntomas podrían empeorar”. A lo que se añade el estrés que pueden sentir los padres si no pueden ofrecer a sus hijos los alimentos que necesitan, una tensión familiar que aumentaría los síntomas de estos niños.

Por todo ello, Hatsu concluye: “Creemos que los médicos deben evaluar el estado de seguridad alimentaria de los niños con TDAH antes de crear o cambiar un programa de tratamiento”. “Algunos síntomas podrían ser más manejables al ayudar a las familias a tener más seguridad alimentaria y poder proporcionar una dieta más saludable”.

Actualizado: 23 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD