PUBLICIDAD

La exposición prenatal a la contaminación altera los órganos del feto

La exposición a la contaminación durante el embarazo reduce la duración del mismo y altera el desarrollo de los órganos del feto, provocando que algunos –corazón, cerebro, intestino o pulmones– tengan un menor peso al nacer.
Escrito por: Eva Salabert

30/05/2019

Exposición prenatal a la contaminación

Una nueva investigación realizada con ratas ha comprobado el grave impacto que tiene la contaminación ambiental durante el embarazo sobre el sistema metabólico e inmunitario del feto. En concreto, la exposición materna a las partículas finas (PM2,5) afecta al desarrollo embrionario y fetal, disminuye la duración de la gestación, y hace que las crías tengan un menor peso al nacer en comparación con aquellas cuyas madres no estuvieron expuestas a la polución.

En el estudio –que se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)– ha participado el científico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995 por sus investigaciones sobre química atmosférica y por predecir el debilitamiento de la capa de ozono a consecuencia de la emisión de gases, y sus resultados muestran que cuando nacieron las crías de las ratas que respiraron aire contaminado, algunos de sus órganos –el cerebro, el intestino, el corazón, los pulmones y el bazo– pesaban menos.

Órganos con menos peso al nacer y otros problemas de salud

Para llevar a cabo el estudio los investigadores expusieron a las ratas preñadas a elevados niveles de aerosoles de sulfato de amonio ultrafino, y monitorizaron el desarrollo de las crías para observar como afectaba este tóxico a la formación de los órganos en el útero materno. Renyi Zhang, el principal autor del trabajo, ha explicado que además de disminuir los pesos relativos de los órganos citados, también se produjo hipertrofia de los riñones y una alteración de la homeostasis de los lípidos y la glucosa, y se indujo disfunción endotelial.

Las crías expuestas a contaminación prenatal presentaron hipertrofia de los riñones, una alteración de la homeostasis de los lípidos y la glucosa y disfunción endotelial

Este experto añade que a pesar de que el experimento se ha hecho con ratas, se trata de un modelo animal que resulta muy útil para los estudios epidemiológicos y proporciona una información muy valiosa sobre los efectos de la exposición al aire contaminado que puede ayudar a desarrollar intervenciones terapéuticas.

Los autores del trabajo han advertido también que es necesario tener en cuenta estas partículas finas para determinar los Estándares Nacionales de Calidad del Aire Ambiente (NAAQS, por sus siglas en inglés), y adoptar medidas para reducir la exposición prenatal a estos contaminantes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD