PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Tomar antivirales en el embarazo es seguro para el feto

El consumo de antivirales, como oseltamivir o zanamivir, para combatir la gripe durante el embarazo, no aumenta el riesgo de que el feto o el futuro bebé sufran problemas adversos, según confirma un nuevo estudio.
Embarazada tomando antivirales

Los expertos aseguran que los bebés de madres que tomaron antivirales tienen un riesgo similar.

08 de Marzo de 2017

Tomar ciertos antivirales durante el transcurso del embarazo no conlleva un riesgo añadido para el desarrollo o el nacimiento del feto, según demuestran los resultados de un estudio publicado recientemente en la revista médica The BMJ, cuyo objetivo era determinar cómo afectan a los bebés los medicamentos que se emplean en el tratamiento de la gripe si sus madres los ingieren durante la gestación.

Ya existían numerosos estudios sobre el mismo tema, pero según sus autores este es el más grande que se ha hecho sobre los efectos de los antivirales en el embarazo. Para llevarlo a cabo, se analizaron los datos de casi 6.000 mujeres de Dinamarca, Suecia y Noruega a las que se les habían prescrito antivirales –también conocidos como inhibidores de la neuraminidasa– concretamente oseltamivir o zanamivir, durante la gestación. Los resultados fueron comparados con los de un grupo de aproximadamente 700.000 mujeres que no tomaron ninguna medicación mientras se encontraban en estado.

Los bebés de mujeres que no tomaron medicamentos durante el embarazo y los de aquellas que tomaron antivirales presentaban el mismo riesgo de bajo peso o prematuridad, y unos valores similares en el test de Apgar

Los investigadores también tuvieron en cuenta factores como la edad, el consumo de otros medicamentos, o el tabaquismo de las mujeres del estudio y, tras estudiar todos los resultados, no encontraron mayor riesgo de problemas adversos como una puntuación baja en el test de Apgar, peso bajo en el neonato, parto prematuro, defectos físicos, o muerte del feto o del bebé.

Cada año se suele producir una gripe estacional que pone en riesgo a millones de embarazadas, porque pueden padecer una enfermedad grave si se trata de una cepa especialmente agresiva. Para tranquilizar a las mujeres en esta situación, los organismos reguladores de Estados Unidos y Europa han dado luz verde al uso de estos inhibidores de la neuraminidasa durante la gestación si se tiene gripe, o sospecha de que se pueda tener. La decisión ha sido tomada en parte gracias a este estudio, que se une a todos los anteriores que avalan la inocuidad de estos fármacos durante el embarazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''