PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Mente y emociones

Las mujeres con turnos de noche podrían tener más riesgo de cáncer

Las mujeres que trabajan en horario nocturno durante largos periodos de tiempo podrían tener hasta un 19% más riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer, en comparación con las que desempeñan su actividad laboral de día.
Escrito por: Natalia Castejón

11/01/2018

Mujer con turno de noche

Las mujeres que trabajan por la noche tienen un 41% más de riesgo de cáncer de piel.

Trabajar en turnos de noche puede incrementar hasta un 19% el riesgo de desarrollar cáncer en las mujeres, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, que se ha realizado con los datos de otras 61 investigaciones, que aglutinan casi cuatro millones de personas procedentes de Asia, Europa, América del Norte y Australia.

Los hallazgos han demostrado que las mujeres cuya jornada laboral es desempeñada en horario nocturno y durante un tiempo prolongado, tienen un 41% más probabilidades de desarrollar cáncer de piel, un 18% más de presentar alguna neoplasia del sistema digestivo, y hasta un 32% más posibilidades de ser diagnosticadas de cáncer de mama.

Los autores del trabajo también tuvieron en cuenta los datos recogidos de un grupo de enfermeras con horario nocturno, las cuales presentaron un 35% más riesgo de cánceres gastrointestinales, un 28% más probabilidades de tener tumores en el pulmón, y la alarmante cifra de un 58% más riesgo de cáncer de mama, en comparación con las mujeres que trabajan durante el día. Aunque según los investigadores esto podría reflejar simplemente el hecho de que las enfermeras tienen un acceso más directos a cribados y explicar en parte que el promedio de diagnósticos sea más alto.

Por cada cinco años que las mujeres trabajen en horario nocturno puede aumentar un 3,3% el riesgo de que desarrollen cáncer de mama

Xuelei Ma, uno de los autores del estudio, explica que cuanto mayor sea el tiempo que se pasa trabajando de noche mayor es el riesgo de enfermar. De esta manera, por ejemplo, cada cinco años de nocturnidad laboral aumenta un 3,3% la probabilidad de desarrollar cáncer de mama.

La alteración de la melatonina afecta a la salud

Entre los motivos que podrían explicar este hecho, los autores señalan los cambios en el sueño, que interfieren en la reparación del ADN, lo que causa el crecimiento de células cancerosas, y la alteración de los niveles de melatonina por exponerse a la luz artificial durante la noche. Esta sustancia es una de las encargadas de inhibir las células tumorales, por lo que su ausencia contribuye al desarrollo de patologías oncológicas.

Los expertos han advertido de que todavía es necesario realizar otros estudios que confirmen los hallazgos y que tengan en cuenta variables que en esta investigación no se han considerado, como la dieta, el sueño, o la actividad física. No obstante, lo que sí pretenden es que se creen programas de protección para los empleados nocturnos, para prevenir así posibles problemas futuros de salud.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD