PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Las personas con TDAH tienen el triple de riesgo de contraer una ETS

Los pacientes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad tienen el triple de probabilidades de contraer una enfermedad de transmisión sexual, un riesgo que disminuye si siguen un tratamiento adecuado.
Escrito por: Natalia Castejón

10/01/2018

Persona con TDAH

Las personas que han sido diagnosticadas con un trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen hasta tres veces más riesgo que el resto de la población de padecer una infección por alguna de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) existentes, según las conclusiones de un grupo de investigadores de la Universidad Nacional Yang-Ming, en Taiwán.

Los resultados de su estudio, que han sido publicados en la revista Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (JAACAP), revelan que los pacientes con TDAH pueden reducir entre un 30% y un 41% el riesgo de ETS como la gonorrea, la sífilis, el VIH, la clamidia, y muchas más, si se encuentran en tratamiento por su trastorno con fármacos como la atomoxetina o el metilfenidato.

El riesgo de que los pacientes con TDAH se infecten con alguna enfermedad de transmisión sexual puede reducirse hasta un 41% si están siendo tratados

El TDAH predispone a la conducción temeraria y al abuso de sustancias

La investigación tomó la Base de Datos de Investigaciones del Seguro Nacional de Salud de Taiwán, y obtuvo variables de 17.898 personas de entre 12 y 29 años con TDAH. En ellas se ha observado que su riesgo de ETS era de un 1,2%, tres veces más que el 0,4% del grupo de control, 71.592 individuos sin enfermedad. Además, los pacientes con hiperactividad presentaron más probabilidades de tener trastornos de comportamiento antisocial –un 13,5% comparado con un 0,3%– y más consumo de sustancias ilegales –un 2,5% frente al 0,8%–.

Otro estudio reciente también había advertido de que los adolescentes con TDAH tenían más probabilidades de convertirse en padres precozmente. Y este trastorno ya había sido considerado en otros trabajos anteriores como un factor que predisponía a tener conductas sexuales peligrosas, conducción temeraria o abuso de drogas, según ha explicado Mu-Hong Chen, uno de los autores del estudio. Por lo que la importancia de esta nueva investigación es el hallazgo de la evidencia que afirma que si están siendo tratados correctamente el riesgo de contraer una ETS es mucho menor, lo que hace necesario implantar un plan de acción por parte de los psiquiatras clínicos para abordar el problema desde la raíz, afirma el experto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD