5 minutos de entrenamiento respiratorio reducen la presión arterial

Realizar un entrenamiento de fuerza de los músculos respiratorios 5 minutos al día reduce la presión sanguínea tanto o más que el ejercicio o los fármacos.
Escrito por: Eva Salabert

01/07/2021

Ejercicio respiratorio baja la tensión

Una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Colorado Boulder (CU) ha proporcionado la evidencia más consistente hasta la fecha de que una maniobra conocida como Entrenamiento Muscular Inspiratorio de Fuerza (IMST por sus siglas en inglés), podría desempeñar un papel fundamental para ayudar a los adultos mayores a evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muerte a nivel mundial.

El estudio, que se acaba de publicar en Journal of the American Heart Association, muestra que realizar esta práctica durante cinco minutos diarios disminuye los niveles de presión arterial y mejora ciertos parámetros de salud vascular tanto o más que realizar ejercicio aeróbico o tomar medicamentos.

Al cabo de seis semanas la presión arterial sistólica del grupo de IMST había bajado 9 punto de media

Daniel Craighead, profesor asistente de investigación en el Departamento de Fisiología Integrativa y principal autor del trabajo, ha declarado que aunque hay un montón de estrategias de estilo de vida que sabemos que pueden ayudar a la gente a mantener su salud cardiovascular a medida que envejece, es necesario dedicar un montón de tiempo y esfuerzo a ello, y para algunas personas pueden resultar caras y de difícil acceso. Sin embargo, añade, “IMST puede hacerse en cinco minutos en tu propia casa y mientras estás viendo la televisión”.

Un método creado para pacientes con patologías respiratorias graves

IMST fue desarrollado en los años 80 del siglo pasado para ayudar a pacientes con enfermedades respiratorias graves a fortalecer sus diafragmas y otros músculos con los que respiramos. Consiste en inhalar vigorosamente a través de un dispositivo manual que ofrece resistencia. Cuando se prescribía para los pacientes con trastornos respiratorios se recomendaba utilizarlo durante 30 minutos al día a baja resistencia, pero en los últimos años Craighead y sus colegas de la UC han probado si un protocolo más eficaz de 30 inhalaciones diarias a alta resistencia seis días a la semana podrían tener beneficios cardiovasculares y cognitivos y mejoras en el rendimiento deportivo.

“IMST puede hacerse en cinco minutos en tu propia casa y mientras estás viendo la televisión”

Para realizar el nuevo estudio reclutaron a 36 adultos sanos de entre 50 y 79 años con presión arterial sistólica normal (120 mm Hg o más), la mitad de los cuales entrenó con IMST durante seis semanas, mientras que la otra mitad lo hizo con un protocolo placebo en el que la resistencia era mucho menor.

Menor presión arterial y riesgo de infarto

Cuando fueron evaluados al cabo de seis semanas la presión arterial sistólica del grupo de IMST había bajado 9 punto de media, una reducción que por lo general excede a la que se consigue caminando 30 minutos diarios cinco días a la semana, y que es también similar a la que provocan algunos fármacos indicados para bajar la presión arterial. Incluso seis semanas después de dejar de practicar IMST, estas personas mantuvieron la mayoría de las mejoras conseguidas.

Los marcadores de inflamación y de estrés oxidativo, que aumentan el riesgo de ataque cardíaco, fueron significativamente más bajos tras practicar IMST seis semanas

El grupo de tratamiento también obtuvo un 45% de mejoría en la función vascular endotelial, que es la capacidad de las arterias para expandirse bajo estimulación, y un incremento significativo en los niveles de óxido nítrico, una molécula clave para dilatar las arterias y prevenir la formación de placa. Los niveles de óxido nítrico disminuyen de forma natural con la edad. Además, los marcadores de inflamación y de estrés oxidativo, que también pueden aumentar el riesgo de ataque cardíaco, fueron significativamente más bajos después de que estos individuos hicieran IMST durante seis semanas.

IMST puede ser especialmente útil para las mujeres posmenopáusicas, ya que el estudio reveló que las mejorías mencionadas se produjeron igualmente en este grupo de población y en trabajos previos se había observado que las mujeres posmenopáusicas que no tomaban suplementos de estrógenos no conseguían tantos beneficios del ejercicio aeróbico como los hombres respecto a la función vascular endotelial.

“Si el ejercicio aeróbico no mejora esta medida clave de la salud cardiovascular en las mujeres posmenopáusicas, ellas necesitan otras intervenciones de estilo de vida que lo hagan“, ha señalado Craighead, que concluye que el IMST podría resultar efectivo.

Los investigadores están desarrollando ahora una app para smartphone que permita que la gente utilice este protocolo en su propia casa con dispositivos que ya se han comercializado. También indican que esta práctica no tiene por qué reemplazar al ejercicio, pero puede ser una opción útil para aquellos que no puedan acceder a lugares donde caminar o a centros deportivos, que tengan problemas para hacer actividades aeróbicas por razones de salud, o que quieran disponer de otra herramienta más para reducir su presión arterial.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD