PUBLICIDAD

Asocian el alzhéimer con tres enfermedades de los ojos

Las personas diagnosticadas con patologías oculares como degeneración macular asociada a la edad, glaucoma o retinopatía diabética tienen entre un 40 y un 50% más riesgo de sufrir alzhéimer.
Escrito por: Eva Salabert

10/08/2018

Mujer mayor con problemas de alzhéimer

Una nueva investigación realizada por la Escuela de Medicina y la Facultad de Enfermería de la Universidad de Washington y el Instituto de Salud de Kaiser Permanente de Washington, en la que se han analizado los datos de 3.877 personas con 65 o más años de edad, ha encontrado una asociación entre padecer ciertas enfermedades oculares y un aumento de las probabilidades de sufrir alzhéimer.

En concreto, se ha comprobado que los participantes –ninguno de los cuales padecía alzhéimer cuando se inició el estudio– que habían sido diagnosticados con degeneración macular asociada a la edad (DMAE), glaucoma, o retinopatía diabética (un problema en la retina provocado por un control inadecuado de la glucosa en los pacientes diabéticos), fueron un 40-50% más propensos a desarrollar este tipo de demencia con el tiempo, una asociación que no se produjo en el caso de las cataratas.

Los problemas de salud que afectan a los ojos pueden estar relacionados con alteraciones en el cerebro

A lo largo de los cinco años que duró el estudio, un total de 792 individuos fueron diagnosticados con la enfermedad de Alzheimer por un equipo de especialistas en demencia, y los investigadores observaron que padecer alguna de las patologías oculares mencionadas incrementaba el riesgo entre el 40 y el 50%, en comparación con las personas de características similares pero que no presentaban estos problemas oftalmológicos.

Los ojos, relacionados con lo que ocurre en el cerebro

Cecilia Lee, la autora principal del trabajo, ha explicado que esto podría deberse a que los problemas de salud que afectan a los ojos pueden estar relacionados con alteraciones en el cerebro. La investigadora también ha advertido de que no pretenden alarmar a la población, ya que el hecho de tener alguna de estas enfermedades en los ojos no significa que se vaya a desarrollar alzhéimer.

Sin embargo, añade que sus hallazgos sugieren que los oftalmólogos deben ser más conscientes de los posibles riesgos de que las personas con ciertos problemas oculares puedan tener una mayor tendencia a sufrir demencia, y que los profesionales de Atención Primaria que atienden a estos pacientes también pueden estar más atentos si detectan ciertos síntomas de deterioro cognitivo en ellos, como una pérdida de memoria.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD