PUBLICIDAD

Tratar la hipertensión por la noche reduce el riesgo cerebrovascular

Tomar las pastillas para tratar la hipertensión por la noche reduce hasta un 53% el riesgo de accidente cerebrovascular, porque la presión arterial nocturna es la que determina el riesgo cardiovascular.
Escrito por: Natalia Castejón

03/09/2018

Tratar la hipertensión

Photo by rawpixel on Unsplash

El 47% de los pacientes con hipertensión arterial podrían tener un diagnóstico deficiente de su enfermedad. Esta ha sido una de las conclusiones a las que ha llegado un grupo de 292 investigadores de 40 centros médicos de Galicia (España) tras un estudio que ha durado unos 11 años y que es, según Ramón Hermida, uno de los autores, el más grande realizado hasta la fecha en el terreno del riesgo cardiovascular.

En la investigación, que ha sido publicada en la revista European Heart Journal, se ha analizado a 18.078 personas durante una media de cinco años, tras los cuales se ha observado que el riesgo cardiovascular está ligado al nivel de presión arterial que tienen los individuos mientras duermen, no al que presentan cuando se la toman en casa o en la consulta, por lo que sus autores estiman que casi la mitad de los afectados con hipertensión arterial no tienen un diagnóstico certero.

El riesgo cardiovascular está ligado al nivel de presión arterial que tienen los individuos mientras duermen

Otro de los hallazgos del estudio ha sido que los pacientes que tomaban la medicación antes de acostarse conseguían reducir un 53% el riesgo de accidente cerebrovascular, como una insuficiencia cardiaca, un infarto de miocardio, o un ictus, en comparación con los que ingerían los fármacos nada más levantarse.

MAPA, el método que mejora el diagnóstico de la hipertensión

Los investigadores subrayan la importancia de los resultados, pues podrían ayudar a reducir los casos de hipertensión, cuya prevalencia es de un 40% en la población general, y de hasta un 70% en la tercera edad. Además, el proyecto Hygia, que así se ha denominado a la investigación, ha utilizado para el seguimiento la monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA) que consta de un aparato que se le entrega al paciente y que es capaz de medir la presión arterial cada 20 o 30 minutos durante dos días.

En base a los hallazgos del estudio, creen que sería importante implementar la MAPA en los centros médicos para poder hacer un diagnóstico más adecuado, y disminuir así los riesgos de problemas cardiovasculares futuros, además de evitar la medicación en personas que quizá no lo necesiten.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD